Wilson Berrios da sus primeros pasos luego de varios procesos quirúrgicos

0 197

El joven hondureño, Wilson Berrios de 18 años de edad, a dos semanas del hecho que le causó un complejo pronostico médico, al haber sido afectado en su rostro por un artefacto a base de pólvora, este pasado jueves 26 de diciembre dio sus primeros pasos, brindado alegría a sus familiares que lo han recibido la acción, como un regalo de Dios en esta Navidad. 

Berrios, que se recupera en una sala médica de la Fundación de Atención a Niños Quemados (Fundaniquem), permaneció 15 días en cama, por lo que sus primeros pasos, representan un gran avance en su mejoría, para seguir con su tratamiento, tanto en la parte anímica, como médica reconstructiva del rostro.

En ese sentido, su progenitor del mismo nombre, dijo que «Mi hijo está haciendo el esfuerzo de recuperarse lo más pronto posible, me dice tengo que comenzar y es el momento cuando lo miro dar sus primeros pasos, me traslada al 2001 cuando él tenía ocho meses y empezó a dar sus primeros pasos con unos burritos amarillos”.

“Eso nos ha vuelto a llenar nuestro corazón de alegría y estamos contentos con toda la evolución que está teniendo”, manifestó Berrios. 

“Él está muy fuerte, muy optimista”, comentó muy emocionado, por los avances significativos tras varios días de estar hospitalizado, después de salir afectado por el estallido de objeto explosivo el pasado 11 de diciembre en la Villa Navideña de Choluteca. 

“El miércoles le retiraron el oxígeno, ya respira por sí solo. “Está muy bien, tiene un nivel de oxígeno en su sangre bastante bueno, muy aceptable casi llegando al 100, entonces estamos contentos con eso”, dijo. 

Por su parte, el neurocirujano, Osly Vásque,z lo evaluó y lo vio en excelente estado de salud y nos dijo que ya podía dar sus primeros pasos y Wilson solo escuchó eso y me dijo: ‘papá vamos a caminar’ y lo hizo con un andador”. 

“Las cirugías han salido muy bien, él ha estado en excelentes manos y la operación del neurocirujano fue de seis horas, fueron momentos de angustia, pero esas manos que fueron guiadas por el Señor Jesucristo hicieron la obra en mi hijo y el ahora está caminando, gracias a Dios”, concluyó

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.