Primera Dama participa en encuentro regional de Alianza de Cónyuges de Jefes de Estado y Representantes (ALMA)

0 66

La primera dama, Ana García de Hernández, participó este miércoles en el encuentro regional para la promoción de sociedades equitativas e inclusivas basadas en  un nuevo contrato social que integra voluntariado, desde la mirada de la Alianza de Cónyuges de Jefes de Estado y Representantes (ALMA).

El evento virtual contó con la participación de las esposas de los mandatarios de Honduras, Brasil, Paraguay, Argentina y Colombia, quienes compartieron experiencias de las buenas prácticas que se ejecutan en cada uno de sus países.

Asimismo, compareció Lita Paparoni, manager regional  del programa de Voluntarios de Naciones Unidas (VNU) para América Latina y el Caribe, con el fin de promover el valor y la contribución del voluntariado en el contrato social, desde el contexto de la covid-19.

El encuentro entre las Primeras Damas busca identificar oportunidades para abogar por la promoción de sociedades equitativas e inclusivas, desde su rol transformador para impulsar relaciones -Gobierno y personas- basadas en el respeto mutuo, la empatía y la confianza entre los actores.

De acuerdo con el informe de VNU, la pandemia ha profundizado las desigualdades existentes, dejando al descubierto riesgos que se han ignorado durante décadas: sistemas de salud inadecuados, brechas en la protección social, desigualdad y exclusión estructurales; degradación ambiental, crisis climática, entre otros.

Fallas que a su vez se han visto exacerbadas por altos niveles de desconfianza y descontento hacia los gobiernos y las instituciones.

Este escenario complejo y desafiante, en plena Década de Acción para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), nos exhorta, en palabras del Secretario General de la ONU António Guterres, a «forjar un nuevo contrato social basado en la inclusión y la sostenibilidad.

Lo que significa invertir en la cohesión social a fin de que los actores sociales -gobiernos y personas- puedan deconstruir y reconstruir nuevas relaciones basadas en la confianza y el respeto mutuo para ir más allá de las diferencias y “no dejar a nadie atrás”.

El voluntariado, por los principios y valores que promueve, asume un rol transformador, fomentando el respeto a las identidades individuales mientras aviva el sentido de pertenencia de quienes participan como miembros valiosos de la sociedad en su conjunto.

Voluntariado en Honduras

En el caso de Honduras, según expresó la primera dama, Ana García de Hernández en su participación, es un país que se ha identificado por contar con hondureños solidarios y dispuestos a extender una mano amiga a los compatriotas que son afectados por cualquier desastre natural, incendio u otra emergencia.

El voluntariado de Honduras se ha fomentado con mayor énfasis desde el 2011 con la creación de la Ley del Voluntariado, la cual contempla un Consejo Nacional de Voluntariado, siendo el órgano que regula, promueve y dirige las organizaciones vinculadas al voluntarismo.

García de Hernández destacó la labor que realiza el Gobierno de la República, la cual se basa en la justicia social y la solidaridad, encontrando en el voluntarismo un pilar fundamental para avanzar más rápidamente en los objetivos de desarrollo del país.

«La más reciente muestra de voluntariado la vivimos hace un año, cuando Honduras fue duramente golpeada con las tormentas Eta e Iota, en donde observamos el espíritu de muchos hondureños solidarios, que salieron con sus lanchas al rescate de familias enteras que estaban alojados en los techos de sus viviendas que fueron cubiertas por el agua; sin importar arriesgar también sus vidas dijeron presente», remarcó la señora de Hernández.

El Gobierno de Honduras además cuenta con varios programas de voluntariados, como el proyecto dirigido a la Primera Infancia Criando con Amor, que cuenta con el apoyo de más de 7.000 voluntarios comunitarios, encargados de llegar casa a casa a capacitar a las madres en temas como estimulación temprana, salud, señales de peligro en el embarazo, post parto, señales de peligro del bebé, higiene del hogar y lavado de manos, entre otros.

También el programa Presidencial Becas Honduras 20/20, en donde se realizan jornadas de voluntariado a través de redes juveniles.

Además, existe un grupo de jóvenes voluntarios contra el calentamiento global, quienes emprenden acciones en favor del medio ambiente por todo el territorio nacional, que es altamente afectado por el cambio climático.

García de Hernández concluyó su comparecencia haciendo un llamado de conciencia: «Que como cristianos recordemos que una forma crucial de demostrar nuestro amor por Dios es actuar aquí en la Tierra y ayudar a los demás».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.