Más de los 80 ecosistemas de flora y fauna que predomina en Honduras pueden colapsar

0 337

El Director General de Biodiversidad (DiBio), dependencia de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+), René Soto Rivera, recordó en las últimas horas que cada 22 de mayo se celebra el Día Mundial de la Biodiversidad, con el objetivo de concienciar al mundo sobre la importancia de proteger los recursos biológicos y la biodiversidad global.

La Biodiversidad global, abarca no solo las diferentes especies de plantas, animales o microorganismos que existen, sino también las diversidades genéticas dentro de cada una de ellas y la enorme variedad de ecosistemas que forman nuestro planeta.

La celebración se realizó a través de una reunión virtual, inaugurada por el Director General de DiBio, contando con la participación de 85 personas a nivel nacional e internacional, en la que Soto enfatizó la importancia de la diversidad biológica, por lo que “esta fecha debe de servir para construir una ruta, un camino y poder levantar la cara y decir con orgullo, que estamos construyendo, protegiendo y heredando un mejor país para los hondureños.

Desde 1980, hemos estado diciéndole al pueblo hondureño que perdemos cobertura vegetal, antes se hablaba de la pérdida de 100 mil, 80 mil y 70 mil hectáreas por año y por ende toda la diversidad biológica, recordó. Soto indicó, qué por causas adversas al cambio climático, lamentablemente la laguna de Jucutuma, Ticamaya se ha secado; por lo que “la semana pasada hemos estado realizando acciones que propicien la conservación de los espacios naturales como éstos, y entre otros, la laguna del Pedregal, ubicada en Distrito Central”

Desde DiBio, se propone realizar un monitoreo y evaluación de los recursos hídricos para su restauración y protección, y al mismo tiempo es necesario considerar recoger la masa forestal que está en el bosque y no esperar que lleguen los incendios, mediante el desarrollo de incentivos para la conservación del bosque, recuperar la conectividad, desarrollando un plan masivo de reforestación y restauración nacional en las áreas forestales del país, añadió

En ese contexto, la ruta hacia un País Mega Diverso es un gran reto para Honduras, puesto que requerirá de un proceso participativo, relacionando los temas de los recursos genéticos y de bioculturalidad, estrechando acciones de conservación y protección con los siete pueblos indígenas y los dos pueblos Afro hondureños.

Soto recordó que en la naturaleza esta la respuesta a muchos problemas de medicina, la alimentación y otras opciones de desarrollo sostenible, por lo que es necesario la participación de todos los sectores sociales, económicos, productivos y políticos que integren un frente para cuidar nuestra casa común, y construir un país con enfoque de desarrollo sostenible para todos los hondureñoas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.