“La llamada ideología de género no es más que una destrucción de la familia”: Oscar Andrés Rodríguez

0 135

El cardenal hondureño, Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, calificó la ideología de género como una moda que solo busca destruir las familias, esto en el marco del inicio de agosto y que la Iglesia Católica conmemora como el “Mes de la Familia”.

“En este mes debemos profundizar las raíces de la familia cristina para que podamos recibir a Jesús como el verdadero pan de vida”, expresó Rodríguez, quien, además, aseguró que la familia no pasa ni pasara de moda, “aquellos que no han aprendido a valorarla y vivirla, ojalá que puedan encontrar el verdadero proyecto de Dios, que es un proyecto de santidad”.

“Ahora está de moda la llamada ideología de género, que no es más que una destrucción de la familia y esto no podemos dejar que entre en los corazones como si fuera el último grito de la moda”, criticó el purpurado.

El también arzobispo de Tegucigalpa pidió oración por la familia hondureña, que asegura estar dañada, caricaturizada, que parece vivir sin Dios, llenar de lo material, de la politiquería o ansias de poder y que solo las conduce a la frustración y al vacío.

BIENES MATERIALES

Rodríguez Maradiaga, haciendo referencia del evangelio del día que Jesús dice “Yo soy el pan de vida, el cree en mí no tendrá hambre y sed jamás”, manifestó que “todo ser humano puede escuchar dentro de sí, una llamada profunda a vivir verdaderamente en plenitud, este pan que es Jesús es la expresión de la plenitud humana”.

El cardenal cuestionó que en lugar de buscar el pan de vida, las personas acumulan riquezas que solo generan vacío.

“En nuestra sociedad muchas personas se mueven exclusivamente por el afán de acumular y de tener bienes materiales, de disfrutar de ellos al máximo y esta ansia insaciable de poseer, consumir y de gozar, acaba sofocando el anhelo mas profundo de vida que llevamos dentro”, lamentó.

Son muchos los hombre y mujeres para quienes importante es disfrutar de más dinero y de más seguridad, y el que posee una seguridad económica puede lograr el reconocimiento de los demás y supuestamente la felicidad, expresó Rodríguez, pero afirmó que la sociedad de bienestar crea un modo de vivir tan superficial que nos deja una insatisfacción y ausencia de sentido en la vida.

“No basta alimentar nuestra vida de cualquier manera, no es suficiente el bienestar material, necesitamos un alimento distinto capaz de llenar nuestro alimento sediento de infinito. Pasando por muchas calles de Tegucigalpa al atardecer se ve muchos vehículos, no porque allá comercio, fabricas, es porque hay cantinas disfrazadas de lo que quieran, pero la alegría no está en emborracharse o en consumir drogas”, resaltó.

Finalmente, el cardenal hondureño insistió que solo Jesús nos puede llenar un corazón sediento, “no podemos buscar a Jesús por busquémoslo porque le amamos y le da sentido a nuestra vida”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.