CONADEH recomienda al gobierno no realizar recorte presupuestario al sector salud

0 65

Tegucigalpa, Honduras.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, destacó hoy el papel de las áreas sociales en el desarrollo humano y exhortó al Gobierno a que desista de realizar el recorte presupuestario para el sector salud en iguales términos como lo está proponiendo con otras áreas de la administración pública.

“En lo que respecta a la salud como área social las restricciones deben ser menores, los recortes no deben ser tan similares en su alto nivel como se está proponiendo para otras áreas de la administración pública”, enfatizó.

Explicó que las áreas sociales siempre tienen prioridad para el desarrollo humano y para el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales.

El ombudsman hondureño se refirió en esos términos luego de reunirse con la titular de la Secretaría de Salud, Yolani Batres, en la que abordaron temas como el desabastecimiento de medicamentos y la crisis que se vive en los hospitales del país.

Herrera Cáceres, dijo que respetaba la decisión tomada por el gobierno, pero que como Comisionado de los Derechos Humanos le instaba a que le diera un tratamiento más equitativo al área social como prioritario que es para el desarrollo.

Señaló que cuando hay carencias, cuando hay desabastecimiento se amenaza la seguridad y la salud de los pacientes.

En una inspección reciente realizada por el CONADEH en los hospitales de la República verificó que el abastecimiento de medicamentos no sobrepasaba el 21% salvo uno, dos o tres hospitales que tienen un abastecimiento del 60 y hasta del 70%.

El defensor del pueblo admitió que en tiempo de crisis hay que poner las restricciones y los ajustes necesarios, sin embargo, considera que en materia de las áreas sociales como salud y todo lo que tiene que ver con derechos humanos estos deben tener la prioridad.

Agregó que el gobierno debe evitar al máximo que la inversión social, la inversión en el recurso humano sea afectada de una manera igual como que si se tratara de abrir carreteras.

Debemos entender que somos un Estado democrático de derecho y que su orientación es la persona humana y, en ese sentido, recordó, que hay una Constitución de la República que así lo establece.

Añadió que también Honduras es parte de tratados internacionales como el mismo Tratado Marco de Seguridad en Centroamérica que establece que el presupuesto privilegiará siempre a la inversión social.

Consultado si se debe reducir el presupuesto del sector salud, su respuesta fue contundente en el sentido de exhortar al gobierno a que tome en cuenta que no se le debe dar igual tratamiento a este sector con el resto de las áreas económicas.

Reiteró que las restricciones para las áreas sociales deben ser menores porque la inversión social es fundamental para impulsar el desarrollo humano de todo país.

Argumentó que no se puede lograr crecimiento económico o desarrollo con una población enferma, sin medicinas para el tratamiento de esas enfermedades.

Recordó que de acuerdo al Tratado Marco de Seguridad Democrática en Centroamérica todos los Estados están obligados a atender, en sus presupuestos, especialmente las áreas sociales.

En suma, dijo Herrera Cáceres, la austeridad es imperativa pero las restricciones deben ser menores en las áreas sociales y principalmente en el tema de la salud.

Hay que trabajar con lo que tenemos

Por su parte, la titular de la Secretaría de Salud, Yolani Batres, argumentó que tanto Finanzas como el Banco Central de Honduras dictaminaron las pautas para un recorte presupuestario en un 10% para todas las secretarias de Estado incluyendo la de Salud.

“Lo que nos toca ahora es trabajar con lo que tenemos, hacer eficiente lo que tenemos y manejarlo de una manera austera”, declaró la funcionaria.

Consultada sobre qué va a ocurrir al reducirse el presupuesto con los pacientes diabéticos, los hipertensos y los de diálisis cuyas medicinas son de alto costo, la ministra respondió que la Secretaría de Salud está obligada a comprarlas.

Recordó que una de las cosas que ha estado haciendo desde la Comisión de Transición y durante estos seis meses de gobierno es preparar las normas para el cuadro básico, que “es lo que nos manda y nos obliga a la Secretaría de Salud a comprar para atender a la población”.

Admitió que las medicinas para las enfermedades mencionadas obligan a la Secretaria de Salud a comprarlas.

Manifestó que esas son y serán enfermedades prioritarias a las que, la Secretaría de Salud, tiene que darle una respuesta para beneficio de los pacientes.

“Salud curativa” es cara e insostenible para el país

Con relación a lo expresado por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en el sentido que deben trabajar más en la atención primaria, Batres reconoció que hasta ahora únicamente se ha trabajado más en la salud curativa, la cual cada día se vuelve más cara y más insostenible para el país.

“Si no trabajamos en la atención primaria en salud que es la prevención, en la promoción, esto cada día se va a volver más caro y más insostenible”, sostuvo la funcionaria.

Añadió que la mayor parte de las enfermedades que se presentan en Honduras pueden ser prevenibles.

“La única manera de hacer menos costosa la salud en Honduras es trabajando en una salud preventiva y, esto se hace saliendo de las cuatro paredes en las que hemos estado acostumbrados a trabajar”, cuestionó.

Se le preguntó si está satisfecha con el recorte presupuestario anunciado por el gobierno, la funcionaria se limitó a responder que tiene que trabajar con el techo presupuestario que le asignó finanzas, “no podemos trabajar fuera de ese techo”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.