Zonas golpeadas por la sequía serán modelo de cambio

0 104

Tegucigalpa, Honduras.

El plan de acción del presidente Juan Orlando Hernández para contrarrestar los efectos del cambio climático en Honduras contempla convertir Minas de Oro, Comayagua; Candelaria, en Lempira, y Guaimaca y La Libertad, en Francisco Morazán, en modelos de cambio al declararlos centros pilotos contra la sequía.

El mandatario sumó la segunda iniciativa de este tipo al anunciar el miércoles que en la aldea San Isidro de Mal Paso (Minas de Oro) se desarrollará un proyecto piloto de reservorio de agua para combatir la crisis de sequía que afecta a gran parte del país.

El primer proyecto piloto de cosechas de agua fue anunciado la semana anterior y se desarrollará en la aldea La Herradura, en Guaimaca.

El titular del Ejecutivo realiza una cruzada por todas las comunidades afectadas por la sequía, durante la cual ha insistido en que “todo problema, por grave que sea, si uno lo mira con el lado de la oportunidad de sacarle provecho, normalmente tiene ese lado de la oportunidad”.

El presidente Hernández anunció el plan a ejecutarse en La Herradura luego de un recorrido que realizó para constatar los daños del cambio climático en los cultivos de frijol de la Empresa Asociativa Campesina de Producción 11 de Diciembre.

Allí informó que se acordó la implementación del sistema de riego por goteo, lo que permitirá cultivos seguros, con la optimización del agua, los fertilizantes y el suelo.

“Deseo que Guaimaca sea y forme parte del proyecto piloto de cambiar la forma de cultivar, a través de riego por goteo”, dijo Hernández.

“Vemos que por primera vez un mandatario se muestra preocupado por lo que nos pasa a los campesinos, con el compromiso de apoyarnos en la construcción de cosechadoras de agua y pequeñas represas para asegurar de manera permanente los cultivos de frijol y maíz”, señaló Joaquín Ávila, dirigente de la Empresa Asociativa Campesina de Producción 11 de Diciembre.

Acciones en occidente y zona norte

En el occidental municipio de Candelaria, el mandatario dijo durante una visita de campo que el centro piloto que se proyecta crear en ese punto se orientará a atender a los voluntarios de salud de toda la región con el paquete de productos del programa Vida Mejor, y que comprende pisos de cementos, techos, filtros de agua, letrinas, huertos familiares y ecofogones.

Durante la supervisión realizada a la entrega de ayuda alimentaria en ese sector durante los primea semana de septiembre, el presidente Hernández aseguró que “todas las regiones del occidente del país y en especial las afectadas por la sequía serán atendidas”, con bolsas de alimentos a las familias que han perdido sus cosechas, pero con la condición de que deben empezar a buscar los lugares para construir cosechadoras de agua.

Como parte de su gira de supervisión de las regiones más golpeadas por la sequía, el mandatario también visitó La Libertad, Francisco Morazán, donde reiteró que su Gobierno ayudará a la construcción de reservorios de agua para garantizar el suministro y exhortó a los habitantes a trabajar unidos con este objetivo.

“Queremos que este municipio se convierta en un centro piloto con hogares y extensiones de tierra que van a lograr salir adelante con las cosechadoras de agua”, dijo.

En la continuación de su gira, el presidente Hernández llegó este jueves a Olanchito, departamento de Yoro, donde dijo que ya está en proceso el proyecto del sistema de irrigación en el Alto Aguán y dijo que pidió un préstamo puente a la banca nacional mientras el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) otorga el financiamiento para su construcción.

“Como se tarda un poco el Banco Centroamericano, decidimos ayer hablarle al presidente de la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (AHIBA), Roque Rivera, y le pedí un préstamo puente de la banca hondureña para que lancemos la licitación y así podamos realizar el contrato y en pocos meses poder tener el sistema de irrigación para Alto Aguán”, detalló.

El gobernante es de la opinión de que llegó el tiempo en el que la gente debe prepararse para cultivar con otras alternativas importantes, como sucede en países que presentan mayores problemas con el agua, como por ejemplo Israel.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.