Tortuga Carey un tesoro de colores en el mundo marino

0 2.527

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Una tortuga marina que vuelve loco a cualquiera con el traje tan hermoso que viste, hablamos de su caparazón brillante lleno de conchas con manchas de colores entre marrón, amarillo, naranja y crema.

Su cuerpo es plano y está acompañado por unas extremidades en forma de aletas que le ayudan a desarrollarse perfectamente en la vida marina. 

Diario Roatán quiere concientizar a toda la población hondureña a que seamos protectores de nuestra fauna, que parte de la belleza de este país, siga siendo la inocencia y bondad de los inocentes y fascinantes animales. 

La Tortuga Carey habita en las costas de poca profundidad, en las islas en medio del océano, cerca de zonas llenas de rocas y en los corales.

Sobre ellas 

Para diferenciar a los machos de las hembras, debemos fijarnos en el tono de su color, las hembras se caracterizan por ser de los mismos colores pero en tonos mucho más claros, también en la parte inferior de su caparazón que es mucho más cóncava, aparte de que sus garras son un poco más largas que las de los machos y su cola es más ancha.

Lleva su nombre por dos aspectos singulares de su especie, la cabeza pequeña o estrecha que posee y el agudo pico muy similar al que tienen los pájaros. Pero su anatomía no todo se trata de belleza, ya que le sirve de oportunidad para llegar a las pequeñas grietas de los corales en la búsqueda de su alimento.

Las tortuga carey adultas miden entre 60 y 90-100 cm de largo en el caparazón y entre 50 y 80 kg de peso. El caparazón es de forma de corazón, pero conforme maduran, se hace más alargado hasta llegar a una figura oval.

Alimentación

La tortuga carey es muy selectiva en su alimentación. Se caracteriza por tener una dieta muy tóxica, pues se alimenta principalmente de ciertos tipos de esponjas que suelen ser dañinas y letales para otros animales. Son omnívoras, pues también ingieren medusas, anémonas de mar, moluscos, peces, algas marinas y la fragata portuguesa, una especie muy peligrosa que libera toxinas que paralizan a sus presas, sin embargo, éstas no pueden atravesar la dura piel de las tortugas carey.

Reproducción

Alcanzan la madurez sexual entre los 20 y 40 años de edad. El apareamiento de esta especie se produce cada dos o tres años. Se da en aguas poco profundas y remotas. La época de apareamiento ocurre entre abril y noviembre.

El largo proceso de anidación dura de una a tres horas. Al igual que otras especies de tortuga, esta sale del mar para buscar un lugar adecuado y realizar el desove. Generalmente ponen de 90 a 140 huevos, aunque se han registrado hembras que han llegado a desovar 250 huevos, pero esto no se da de manera cotidiana.

Después de dos meses, abandonan el cascarón para ir en busca del agua. Al nacer pesan poco menos de 24 gramos y su caparazón en forma de corazón mide 2.5 cm de largo.

La tortuga carey puede vivir entre 30 y 50 años.

Esta cautivante y muy tranquila especie marina, lastimosamente vive amenazada por el comercio internacional, algunos la capturan para aprovecharse de su caparazón y venderlo a un muy alto precio debido a sus características hermosas. Otros lo usan para la fabricación de peines, joyas y hasta sus incrustaciones como piezas decorativas.

Por este y otros motivos como la invasión de su hábitat y contaminación, muy penosamente el 80% de la población de Tortugas Carey ha desaparecido de su hábitat. Actualmente la UICN tiene catalogada a la tortuga carey como (CR) Peligro Crítico de Extinción.L

Los investigadores descubrieron que la explotación más intensa de las tortugas carey tres cuartos del comercio total desde 1844 tuvo lugar entre 1970 y 1985, con un aumento de las exportaciones desde Indonesia, Malasia, las Filipinas, Belice y Honduras antes de la prohibición comercial de CITES en 1977.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.