La asombrosa vida de la Musaraña hondureña

0 3.044

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Un espécimen único y nativo de honduras. Es una especie de ratón pequeño de ojos muy grandes y con un hocico alargado que tiene bigotitos sensibles y que, aunque pequeño, se asemeja mucho al del oso hormiguero, aunque no tenga ningún tipo de parentesco con estos dos animales con los que se le ha comparado.

Su nombre real es sorícidos (Soricidae), conocidos vulgarmente como musarañas o musgaños, son una familia de mamíferos placentarios del  orden Soricomorpha.

Aunque las hay semiacuáticas, la mayoría de las 264 especies de musarañas son terrestres. Prefieren los lugares con cierta humedad, así como los terrenos pedregosos con abundante vegetación. Están presentes en bosques de hoja caduca, límites de campos de cultivo y charcas, bordes de caminos, graneros, pastizales con hierba cortada, campos, desiertos, etc.

La musaraña no llega a pesar más de 3 gramos. Se le conoce como uno de los mamíferos más pequeños que hay en el mundo, no llegando a sobrepasar los 5 centímetros de largo, tomando su medida desde la cabeza hasta la cola.

Por motivo de su supervivencia, es un animal bastante astuto, de hecho como puede morir si sobrepasa las cuatro horas sin comer, trabaja continuamente día y noche en búsqueda de su comida, la cual se basa en insectos y carroña mayormente.

Por ser poco atractivo para muchas personas y tan fácilmente de confundir con los roedores, este ejemplar hondureño se encuentra en la lista de los animales en peligro de extinción.

Se reproduce en las madrigueras que diseña y fabrica en las grietas de las rocas, cuando los fetos de las futuras crías están en los primeros treinta días de gestación.

Sorprendentemente, este animalito puede dar a luz a seis ejemplares y aunque sus depredadores y enemigos por naturaleza son los perros y los mapaches, por triste que parezca, esta raza animal tan solo tiene una esperanza de vida de apenas un año.

Se defienden de sus depredadores mediante unas glándulas odoríferas que producen un olor desagradable que les hace un plato poco atractivo para animales con buen olfato, aunque son depredadas principalmente por las aves que tienen un sentido del olfato débil, como las lechuzas o las aves rapaces. Algunas especies de musaraña tienen saliva venenosa que usan para paralizar presas pequeñas como insectos y lombrices, al igual que los topos.

Aunque las hay semiacuáticas, la mayoría de las 264 especies de musarañas son terrestres. Prefieren los lugares con cierta humedad, así como los terrenos pedregosos con abundante vegetación. Están presentes en bosques de hoja caduca, límites de campos de cultivo y charcas, bordes de caminos, graneros, pastizales con hierba cortada, campos, desiertos, etc.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.