Recomiendan al Gobierno implementar Agenda 2030 de las Naciones Unidas

0 91

Tegucigalpa, Honduras.

Según el defensor del pueblo, este es el momento de cambio histórico, en Honduras, para recuperar el verdadero contenido y sentido humano del desarrollo, dirigido a dar respuesta a la dignidad de cada persona, al deber supremo de protegerla, respetarla y promoverla tanto por parte del Estado como de la sociedad.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, urgió hoy al gobierno implementar la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, con la finalidad de erradicar la pobreza, luchar contra la desigualdad, fomentar la inclusión social, crear un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible y preservar el planeta.

Estamos, dijo Herrera Cáceres, ante una coyuntura internacional positiva que posibilita reemplazar totalmente el tradicional discurso de desarrollo cuya esencia y práctica ha sido un crecimiento económico excluyente que, en Honduras, ha traído aparejada la pobreza y la marginación de la mayoría del pueblo.

Indicó que es necesario sustituir esa situación por el actual razonamiento internacional del desarrollo de contenido humanitario que está centrado en la protección, promoción y respeto de la dignidad humana de las personas por medio de un crecimiento económico, incluyente, sostenido y sostenible que reduzca la desigualdad en Honduras y entre Honduras y otros países.

La Agenda 2030 de las Naciones Unidas sobre los objetivos de desarrollo sostenible fue adoptada, el 27 de septiembre del 2015, con el fin de mejorar notablemente las condiciones de vida de las personas partiendo del reconocimiento de su dignidad, particularmente de los grupos o sectores en condiciones de vulnerabilidad.

Con esa finalidad, explicó Herrera Cáceres, se establece la vinculación e interdependencia de los principios y propósitos comunes para erradicar la pobreza, luchar contra la desigualdad, fomentar la inclusión social, crear un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, y preservar el planeta.

Indicó que para adaptar la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible a la realidad, necesidades y prioridades de Honduras, es necesario dar inicio inmediato al ejercicio impostergable de un ordenamiento más racionalmente sistematizado de nuestros instrumentos de Visión de País y Plan de Nación.

El ombudsman hondureño también recomendó al gobierno asegurar la vigencia efectiva de la Alianza Centroamericana para el Desarrollo Sostenible (ALIDES) y tomar la iniciativa de exhortar a los otros Estados miembros del Sistema de la Integración Centroamericana.

Agregó que esa Alianza constituye una estrategia local, nacional y subregional hacia la sostenibilidad política, económica, socio-cultural y ambiental de las sociedades centroamericanas.

“Este es el momento de cambio histórico, en Honduras, para recuperar el verdadero contenido y sentido humano del desarrollo, dirigido a dar respuesta a la dignidad de cada persona, al deber supremo de protegerla, respetarla y promoverla tanto por parte del Estado como de la sociedad hondureña” expresó.

El defensor del pueblo considera importante elevar la solidaridad humana sobre las fronteras ideológicas.

Destacó que tanto el CONADEH, como las demás instituciones de derechos humanos a nivel nacional, centroamericano y universal, son actores necesarios para contribuir a la adaptación de la Agenda 2030 en los países, a su implementación, supervisión y evaluación, asegurando así su eficacia para el desarrollo local de las comunidades.

Comentó que a través del Plan de Acción 2014 – 2020 “Vanguardia de la Dignidad Humana” el CONADEH estaría contribuyendo con el gobierno y otros actores a la implementación de la Agenda 2030 sobre los objetivos del desarrollo sostenible.
Fin de la conversación
Enviado desde Messenger

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.