Programa Monetario 2019-2020: Economía en Honduras crecerá 3.3%

0 825

Este año el Producto Interno Bruto (PIB), crecerá 3.3 por ciento de acuerdo al nuevo Programa Monetario 2019-2020 que aprobó el director del Banco Central de Honduras (BCH) con una desaceleración entorno al comportamiento que mostró la economía el año pasado.

Según el reporte para estos años se estima un crecimiento económico entre 3.3 por ciento y 3.7 por ciento, pero la posición externa continuaría fortalecida, con un déficit en cuenta corriente inferior al del 2018 y una cobertura de reservas internacionales para cinco meses de importaciones.

“Tenemos pronósticos conciliados de las perspectivas para estos dos años”, expresó el presidente del organismo, Wilfredo Cerrato, al finalizar la presentación de los resultados del PM 2019-2020.

La proyección es menor en comparación al 2018 cuando el PIB se expandió 3.7 por ciento, el BCH recordó que en ese momento el auge fue impulsado por el dinamismo del consumo e inversión del sector privado.

También por la demanda externa de productos nacionales, principalmente de bienes para transformación o la maquila. Las proyecciones el Programa Monetario 2019-2020 muestran la evolución y las perspectivas de las principales variables macroeconómicas, los lineamientos y medidas de política monetaria, crediticia y cambiaria a implementarse en un horizonte de dos años.

En el entorno internacional, detalla que se observó un menor crecimiento mundial en 2018 comparado con el año precedente, como resultado principalmente del debilitamiento de algunas economías en Europa y Asia.

DESACELERACIÓN

Igualmente por los efectos negativos de las medidas comerciales adoptadas por los Estados Unidos y China, aunado a condiciones financieras más restrictivas; derivado de lo anterior se proyecta una desaceleración del crecimiento mundial para 2019 y 2020.

En el contexto nacional, la inflación total se situó en 4.22 por ciento a diciembre del 2018, inferior en 0.51 puntos al 2017, debido principalmente a la reducción interanual en los precios de los alimentos.

La inflación total denotó un mayor ritmo de crecimiento entre junio y noviembre del 2018, derivado del aumento en las tarifas de energía eléctrica y transporte, así como a la volatilidad en el precio internacional de los combustibles.

La inflación subyacente continuó mostrando una trayectoria creciente al cierre del año, asociada en parte, al efecto indirecto del ajuste en las tarifas de energía eléctrica. Por lo anterior, los agentes económicos adaptaron al alza sus expectativas de inflación para 12 y 24 meses, ubicándolas en una tasa cercana al límite superior del rango de tolerancia establecido por el BCH.

Adicionalmente, los pronósticos de inflación del BCH realizados a finales del año indicaban que la trayectoria de la inflación se mantendría por encima del punto medio del rango de tolerancia durante 2019 y 2020.

TARIFAS ELÉCTRICAS INCIDIRÁN EN PRECIOS

En un entornó así, el BCH, como medida precautoria, incrementó, a partir del 7 de enero del 2019, la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 25 puntos básicos, estableciéndola en 5.75 por ciento.

Los pronósticos de inflación del BCH indican que para finales del 2019 y 2020 se ubicaría entorno al valor central del rango de tolerancia establecido por el BCH, explicado por el ajuste de las tarifas de energía eléctrica del 2018.

Sumado a la desaceleración prevista en los precios de los combustibles, así como por menores presiones de demanda agregada, resultado de la moderación en la actividad económica.

El BCH conforme a su objetivo de mantener el valor interno y externo de la moneda, se compromete a continuar adoptando medidas para garantizar la estabilidad de precios, ratificando su compromiso de implementar de manera oportuna las medidas de política monetaria, crediticia y cambiaria.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.