Presidente Hernández afirma que nadie está por encima de la ley

0 71

Juticalpa, Honduras.

“Nadie está por encima de la ley”, sentenció hoy el presidente Juan Orlando Hernández en la graduación de los 1,406 soldados que participaron en los cuatro cursos que fueron clausurados en el Centro de Adiestramiento Militar del Ejército (CAME), con sede en el municipio de Juticalpa, departamento de Olancho.

Los soldados, procedentes de todas partes del país, cumplieron su proceso de capacitación en los cursos: Adiestramiento Básico de Infantería, Infantería Básico para Clases del Ejército, Líderes de Combate e Individual Básico de Clases del Ejército.

“Recuerden que nadie está por encima de la ley, y ante la ley, ante Dios, todos somos iguales”, insistió el mandatario en su discurso ante los graduandos y autoridades presentes en el acto.

Agregó que “los que tenemos cargos por la bendición de Dios y del pueblo hondureño, o por delegación de la autoridad, somos los primeros, los llamados a dar el ejemplo, los primeros a cumplir y hacer que se cumplan los derechos de las personas; es nuestro compromiso”.

El gobernante aseguró que “avanzamos con la certeza de la construcción de una nueva Honduras, con muchos valladares y con muchos desafíos, pero construyendo una Honduras cada vez más justa y en paz”.

Insistió en que Honduras enfrenta muchos desafíos porque no sólo se trata de la lucha decidida que se libra por vencer la pobreza, el desempleo, los problemas de la salud, de la educación, sino que se está en una lucha frontal siempre por recuperar la paz y la tranquilidad, y Fuerzas Armadas tiene un rol fundamental en esta labor, consideró.

“Ahora, a la mitad de nuestra gestión, de cara al 2016, es el momento de hacer una reflexión y ver atrás para aprender de los errores, ver atrás para reconocer lo que hemos hecho bien y que nos ha dado resultados positivos para poder redefinir la ruta de los próximos años”, acotó.

Hernández recomendó que siempre hay que tener en mente que la dignidad de la persona humana es el punto de partida y el punto final de cualquier misión que se emprenda como servidores públicos.

“Jóvenes soldados, tomen los estandartes que representan el honor, la disciplina y el coraje de la fuerza militar y trabajen por formar un futuro mejor para nuestra patria; hagan que se cumplan los derechos de las personas que están contenidos en los tratados que Honduras ha suscrito y que están en la Constitución y en la normativa que rige nuestro país”, indicó.

Un país exitoso con empresas exitosas

El presidente Hernández aprovechó para decirles a los empresarios que “no hay forma de tener un país exitoso si no tenemos empresas exitosas, que sientan esa responsabilidad por las comunidades donde se desarrollan”.

Agregó que “por eso es fundamental entender que para que la empresa sea exitosa debe de estar localizada en una comunidad, país o ciudad que sea exitosa”.

También lamentó que “tenemos enemigos de la paz y tranquilidad de Honduras no sólo afuera, sino que también adentro”.

Hernández apuntó que “otros, por razones de pensamiento, que es normal entre seres humanos diferir, todavía piensan que el trabajo de la Policía Militar, de Fuerzas Armadas en Fusina (Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional) no debería de ser; no quieren que siga operando en Fusina, no quieren que Fuerzas Armadas esté en la tarea de recuperar la paz”.

Sin embargo, advirtió que “mientras yo sea Presidente tengo claro el mandato del pueblo hondureño y estaré apoyando a todos los operadores de justicia y dentro de este equipo debe de estar siempre Fuerzas Armadas”.

El mandatario, acompañado del ministro de la Presidencia, Reinaldo Sánchez; el ministro de Defensa, Samuel Reyes; el jefe del Estado Mayor Conjunto, general de División Fredy Santiago Díaz Zelaya; el comandante del Ejército, general de Brigada Francisco Isaías Álvarez Urbina, y demás miembros de la Junta de Comandantes, entregaron los títulos y premios a los soldados graduados en el CAME.

Compromiso cumplido

El general Díaz Zelaya le agradeció al Presidente la confianza que le brindó en los dos años que estuvo como jefe del Estado Mayor Conjunto, cargo que dejará oficialmente el próximo 21 de diciembre, cuando será sustituido por el general Álvarez Urbina, tal y como anunció el mandatario el lunes.

Díaz Zelaya aseguró que “hemos cumplido la promesa de reducir los índices de criminalidad y la sociedad está más tranquila”.

Apuntó que “esta es la última ceremonia que vengo al CAME. Considero que he cumplido con mi deber pero también a la confianza que me brindó el Comandante General, el presidente Hernández”.

Por su parte, el ministro de Defensa aseveró que las instrucciones del presidente Hernández han sido claras: que las Fuerzas Armadas tienen que estar bien adiestradas y equipadas para cumplir las misiones.

“Gracias, Presidente, por siempre estar presente, atendiendo los requerimientos de las Fuerzas Armadas”, concluyó Reyes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.