Medidas de seguridad en CN serán más estrictas a partir de esta semana

0 237

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, reiteró este domingo la instauración de medidas de seguridad extremas, como la instalación de detectores de metal y el registro de los guardaespaldas privados de los diputados ante la dirección de seguridad de ese poder del Estado.

En declaraciones a una cadena radial, el titular del Legislativo se refirió a la preocupación que salta debido al incidente que ocurrió antes de la sesión convocada para el miércoles anterior cuando se mezclaron simpatizantes del partido Libertad y Refundación (Libre) y uno de los cuales profirió amenazas verbales contra un periodista.

Reconoció que la composición por distintas bancadas en el Congreso Nacional es algo inédito, donde una de ellas tiene la actitud permanente de generar protestas y protagonismo. “Hemos sido tolerantes en respetar las ideas de los demás, mientras se mantengan en el campo de las ideas”.

Agregó que para evitar más confrontaciones se van a ampliar las medidas de seguridad para proteger la integridad y el respeto a la alta investidura de los diputados y que a su vez los visitantes y periodistas asignados a la fuente tengan margen mayor de seguridad.

Señaló que el tema ya lo ha hablado en privado con los distintos jefes de bancada y les ha informado que se va a instalar una máquina detectora de metales para ser más estrictos y que a ningún miembro de alguno de los partidos políticos, se le va a permitir que ingrese armado al hemiciclo legislativo.

Advirtió que se quien quiera ingresar y portar un arma, deberá entregarla a la seguridad del Congreso Nacional y si se niega, no tendrá acceso al salón de sesiones, e igual ocurrirá con el público con el que habrá cierta selectividad.

Eso se hará para no afectar la labor de la prensa que cubre la crónica parlamentaria, independientemente de su tendencia ideológica, porque jamás se le ha negado el espacio para hacerlo.

En cuanto a la seguridad privada de los diputados, explicó que los guardaespaldas deberán acreditarse en la dirección de seguridad del Congreso Nacional. “Quien tenga seguridad privada, lo siento, queda fuera, porque una vez que esta gente ingresa al edificio legislativo es responsabilidad del Congreso Nacional dárselas”.

Admitió que es inveterada costumbre de algunos diputados del interior, que por razones de seguridad y carecen de ésta vayan armados, está bien, pero que la dejen en sus casas o sus vehículos, pero al Congreso Nacional nadie puede entrar armado y eso se ha respetado.

Sobre el incidente protagonizado por los diputados de Libre el pasado miércoles, aseveró que ya había la intención de darles la palabra. “Sabía que tenían un documento critico de los 100 días de gobierno del presidente (Juan Orlando) Hernández y tienen derecho de hacerlo, pero de forma ordenada”, apuntó.

Señaló que esos actos de interrumpir la sesión, entorpecen el buen funcionamiento de las sesiones y no se puede avanzar. “Lamentablemente se tomó otra ruta y ahora la esperanza es superar esas diferencias que no son más que cosméticas”, acotó Oliva.

Añadió que esos retrasos entorpecen el debate de las iniciativas de ley enmarcadas en los cuatro pilares definidos en la agenda de gobierno legislativo que incluyen los temas de seguridad, bienestar y desarrollo social, inversión y empleo y transparencia y anticorrupción.

Se le consultó de la reforma al contrato de concesión a la empresa InterAirports, encargada de administrar los cuatro aeropuertos internacionales del país y explicó que luego de ciertos acuerdos entre el Estado y la concesionaria y por ser una modificación al contrato, el Congreso Nacional debe dar el visto bueno.

No descartó que cuando se concesionó la seguridad de los aeropuertos, no se tuvo la visión de prever hechos como el trasiego de drogas y dinero, actividad que ha crecido en los últimos años, a pesar que se ha logrado contener en alguna medida, pero que no se puede erradicar en un día.

Sin embargo, ya hay un diagnóstico de la situación, además de cooperación entre las partes, porque la seguridad de los aeropuertos es vital para el buen nombre de Honduras y que las aeronaves nacionales tenga acceso a los demás países del mundo.

En torno a la nueva Ley Contra el Lavado de Activos, explicó que ya han discutido algunos artículos en primer debate, pero cuando se inicia a discutir varios sectores piden participar, unos más radicales, otros menos, por lo que se debe buscar consenso y que la ley sea viable.

Afirmó que no es el propósito llegar a una discusión donde se deforme su objetivo fundamental, sino que mantenga su espíritu, cumpla su finalidad y para eso hay que construir consensos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.