Maestros de Honduras fieles forjadores de la excelencia

0 297

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

El aprendizaje que tenemos a lo largo de la vida profesional ha sido fomentado gracias a la enseñanza de un docente, quien es el encargado de dar el pan del saber desde los primeros pasos en la educación.

En el mes de septiembre, Diario Roatán tiene el placer de dedicar un espacio único a los docentes de Honduras y en especial a los de Islas de la Bahía, en agradecimiento a ese esfuerzo y dedicación en profesionalizar el presente y futuro del país.

Según los datos históricos, el Día del Maestro se celebra en honor al Padre José Trinidad Reyes y Sevilla (11 de junio de 1797 – 20 de septiembre de 1855) como uno de los próceres de Honduras, fundador del primer centro de estudios superiores de Honduras, la «Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto», que después se convertiría en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y de la cual fue su primer rector.

Fue un luchador contra la pobreza y sus causas, asistiendo a los pobres e insistiendo en su derecho a la educación no sólo en asuntos de la fe, sino también en asuntos seculares como la cultura y las ciencias.

Escribió varias pastorelas, reconstruidas por Rómulo Ernesto Durón, las cuales son las primeras manifestaciones teatrales en Centro América, y cuya representación de las mismas estableció los cimientos en Honduras para la posterior aparición del teatro. Estas pastorelas eran presentadas por el Padre Reyes en las iglesias de Tegucigalpa, una de estas es Navidad nuestra, un clásico del teatro hondureño contemporáneo por su mezcla armoniosa de las diferentes tradiciones presentes en la navidad hondureña.

Reyes, fue un polemista a favor de los derechos de la mujer, esto se ve reflejado en sus pastorelas, donde los personajes femeninos son mujeres con mucha voz. Es célebre un escrito suyo aparecido con el seudónimo de Sofía Seyers, el cual es todo un manifiesto feminista, donde Reyes aboga por que se cumpla en las mujeres el derecho más elemental de la educación. Muchas de las ideas expresadas por Reyes en ese artículo están inspiradas en las socialistas francesas y en las ideas ilustradas de la Revolución francesa, de las que el padre Reyes en su faceta política fue un gran divulgador.

Reyes tuvo un talante afín a la Ilustración, a lo mejor del humanismo y al arte religioso.

Él estaba convencido de la importancia de las artes (del teatro en particular) como instrumentos para civilizar y hacer progresar a las naciones. Durante su vida en Tegucigalpa libró grandes batallas contra los excesos del fanatismo y la superstición política y religiosa.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.