FOSDEH: Política fiscal del país tiene elementos de irracionalidad

0 94

Tegucigalpa, Honduras

Hay algo de irracionalidad en la política fiscal del país en tanto continúa apretando a quienes pagan impuestos frente a aquéllos que tienen la posibilidad de ser eximidos de la aportación de tributos.

Frente a esa realidad, Honduras No requiere de iniciativas que permitan superar los desafíos actuales en materia financiar y fiscal, sino más bien en un plan de rescate del Estado como agente social.

A esta conclusión llegan los analistas del Foro Social de la Deuda Externa (FOSDEH), al enfatizar en el objetivo de recuperar la plataforma del Estado hondureño.

No sólo se trata de resolver los problemas macroeconómicos del Gobierno, sino las dificultades de la población que, en un porcentaje mayor, No puede establecer ni mantener un negocio, ni obtener un empleo o mucho menos sostener el poder adquisitivo de sus ingresos, acceder a una vivienda digna o a crédito en condiciones preferentes.

En su más reciente documento “Aportes para un Plan de Rescate”, el FOSDEH señala que No es posible, ni socialmente equitativo, recargar la economía de los pobres ni de la menguada clase media para resolver el desequilibrio fiscal.

La propuesta va encaminada a provocar un rescate de las capacidades del Estado para hacer que éste cumpla las funciones que la sociedad hondureña requiere para salir de la actual situación caótica.

En este marco, lo que se plantea elaborar una Propuesta Nacional Priorizada con la comunidad internacional y particularmente con el Fondo Monetario Internacional.

En esa misma línea de acciones, se considera indispensable llevar a cabo una reingeniería de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), y en general del proceso de recaudación para hacer un manejo más adecuado de la cuestión fiscal.

En el caso de Honduras, siempre se ha afirmado que la carga recae sobre los departamentos de Francisco Morazán y Cortés, dentro de un esquema en el cual la base tributaria es de apenas 79,000 contribuyentes de un universo de 700 mil personas.
A criterio de los técnicos del FOSDEH, el sistema de exoneraciones necesita ser revisado, así como también resulta imperativo evaluar las Zonas Especiales de Desarrollo, porque No resulta ni justo ni equitativo que las mismas sean liberadas de la responsabilidad de pagar impuestos.

Y otra de las decisiones que, a criterio del FOSDEH, ponen en precario la gobernabilidad del país es la potestad que tienen instituciones como COALIANZA de solicitar que No se paguen impuestos en la mayor parte de las iniciativas que ellos proponen.

En consecuencia, Honduras necesita construir una política fiscal que pueda robustecer la capacidad del Estado, al tiempo que estimule la estabilidad que haga posible el desarrollo de la inversión pública y privada, según lo concluido por los especialistas en el asunto de la hacienda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.