Fosdeh: No hay voluntad política para rescatar la ENEE

0 117

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

El economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Alejandro Kaffati, argumentó que las personas que han ocupado la titularidad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), “podrán ser buenos profesionales, pero no tiene la experiencia para manejar una empresa como esta”.

Según Kaffati, en ocasiones los mismo podrían responden a clientelismo políticos de diferentes partidos políticos del país, y “el ejemplo lo vemos con Jesús Mejía que renuncio a su cargo para aspirar a cargos políticos”.

“No es malo que aspiren a cargos políticos quienes dirigen la estatal eléctrica, porque lo que uno espera es que tengan las capacidades de resolver los problemas de la ENEE”, manifestó.

Indicó que “en 17 años hemos podido ver no han sido capaces de resolver los problemas, tiene un déficit del uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cerca de 7 mil millones de lempiras y una deuda de un poco más de 65 mil millones de lempiras con acreedores de energía nacionales e internacionales”.

Kaffati señaló que esto tiene que ver con la forma en la que se han gestionado las finanzas dentro de la estatal y también el Congreso Nacional (CN), es responsable del manejo de las pérdidas financieras y legales por la aprobación irregular y cuestionada de contratos de generación de energía.

El investigador apuntó que “en la mayoría de los casos estos contratos corresponden a carácter político más que a las necesidades técnicas de la población”.

En total hay 300 contratos de generación de energía de los cuales 72 están vendiendo energía a la ENEE y estos tienen incentivos fiscales bastante perversos para las finanzas públicas y los de la población, porque la ENEE se tiene que hacer cargo de los costos fijos de las plantas generadoras que no están operando ejemplo las térmicas que sirven de bacot, comentó.

“Lo importante es que al final el pueblo es quien está pagando las malas decisiones de políticos y una vez gestionada una verdadera política energética es importante hacer una restructuración de la institucionalidad porque lo que hay es un re institucionalidad a favor del empresariado y no del consumidor”, explicó.

Finalmente dijo que en el periodo de 1990-2006 las pérdidas se redujeron lo que demuestra que hay capacidad, lo que falta es voluntad política, en el sentido que estos contratos son responden a deudas políticas que tiene con empresarios y hacer depuración de contratos no depende de la ENEE sino que del CN y no hay voluntad para hacerlo

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.