Crece la tensión en Venezuela

0 101

Caracas, Venezuela.

Seis días después de una jornada de violencia extrema, que dejó tres muertos y decenas de heridos, el temor a nuevos enfrentamientos está latente, con la convocatoria a nuevas concentraciones por parte de oficialistas y oposiciones.

Leopoldo López confirmó ser uno de los líderes de la oposición al convocar, el domingo pasado, a una marcha para hoy que comenzaría en la Plaza Venezuela y terminaría en el Ministerio del Interior y Justicia, donde tiene previsto entregarse a las autoridades que lo acusan de terrorismo y homicidio, al considerar que él incitó a la violencia el miércoles pasado, cuando murieron por lo menos tres personas.

Sin embargo, después de que el oficialismo convocara a manifestarse en esa misma plaza, López decidió cambiar el lugar de inicio de la marcha sobre la Avenida Francisco de Miranda de Chacaito, un área opositora.

El dirigente de Voluntad Popular redobló la apuesta al confirmar la marcha, ya que anoche el presidente de la Asamblea Nacional y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, aseguró que la concentración «no está autorizada» y que López terminaría en prisión.

«Ni una sola marcha opositora va a entrar a territorio del municipio Libertador. No van a pasar. No está autorizada», dijo Cabello en su nuevo programa de televisión nocturno.

Sin embargo, esta mañana unidades antimotines de la Guardia Nacional Bolivariana, apoyadas por vehículos con blindaje ligero, y grupos de la Policía Nacional comenzaron a desplegarse hacia las 8.30 locales (10 de la Argentina) en Chacaito.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.