CONADEH llama a la acción nacional

0 97

Estamos experimentando desastres de varios fenómenos naturales: pandemia COVID-19, epidemia Dengue, tormentas Eta e Iota, sobre nuestra sociedad, las personas, los bienes y el medio ambiente. Desastres que se agravan aún más, por el hecho de tener a la mayoría de nuestra población en situación de pobreza y vulnerabilidad, lo cual es fenómeno humano que sí podemos y debemos definitivamente superar, por medio de nuestros principales esfuerzos locales y nacional, con el apoyo internacional complementario.

En los actuales momentos, esta suma de desastres caracterizan una emergencia compleja, en Honduras, que requiere ser atendida, como un todo, con respuestas urgentes y eficaces que permitan controlarla integralmente, previniendo o reduciendo así las posibilidades de probables catástrofes mayores de consecuencias no deseadas contra nuestra vida como personas y como sociedad, por la ocurrencia de otros desastres naturales procedentes de eventuales futuros fenómenos naturales.

Con las consecuencias del paso de la tormenta Iota, el proceso de empeoramiento de nuestra situación es una realidad. La información preliminar del equipo nacional del CONADEH, teniendo siempre presente y lamentando las personas fallecidas, señala riesgos aún mayores a la vida y sufrimientos de la población, por derrumbes e inundaciones que han destruido o dañado bienes, así como vías secundarias y terciarias de comunicación, dejando sin posibilidad de acceso a las fuentes de provisión de alimentos, agua potable, atención a salud, y que han afectado también, entre otros, a cultivos de maíz y frijoles.

Estimamos muy importante el llamamiento gubernamental a la cooperación internacional, ante nuestra insuficiente capacidad para afrontar ese desastre agravado. Como la institución de derechos humanos del Estado que garantiza la protección de la dignidad humana en Honduras: reiteramos nuestros llamados al despliegue, cada vez más significativo, de la estrategia internacional de las Naciones Unidas para la seguridad humana en los desastres naturales,  y de otros instrumentos de cooperación de las Naciones Unidas, otras organizaciones y Estados, que nos faciliten llevar a cabo la atención a las urgentes necesidades de nuestra población y la rehabilitación y reconstrucción, de forma innovadora, de nuestro país.

Reconocemos la pronta disponibilidad de acción de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas y de la Red Humanitaria, que se aprestan a desarrollar progresivamente su potencial de apoyo complementario a la sociedad y el Estado de Honduras. El CONADEH participará con ellos en una alianza que posibilite la vinculación debida entre los principios humanitarios y los derechos humanos en la asistencia humanitaria y la mejor respuesta a situaciones de desastres, de rehabilitación y de reconstrucción innovadora o resiliente.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos está siempre al servicio del pueblo en circunstancias normales y, con mayor razón, en las emergencias nacionales; por lo que contribuye con las acciones gubernamentales e internacionales para superar la presente emergencia compleja que afrontamos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.