CN no permitirá que se pague a proveedores de Salud si no hay respaldo de cobro

0 53

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente de la comisión ordinaria de presupuesto del Congreso Nacional, Francisco Rivera, calificó de destacada la gestión de la ministra de Salud Yolany Batres luego que la funcionara rindiera cuentas de su ejecución correspondiente al presente año en las audiencias públicas de presupuesto 2014 y revelara que hay una enorme deuda que se viene arrastrando de 2005.

Luego de la audiencia pública, Rivera junto a la ministra Yolany Batres y el presidente de la comisión de salud, Vivian Portillo, comparecieron en conferencia de prensa donde se calificó de trascendental importancia los argumentos presentados por los funcionarios de la Secretaría de Salud.

Agregó que esa secretaría maneja un presupuesto de 12 mil 516 millones de lempiras para el ejercicio fiscal 2014 y que en estos primeros meses del año, ha tenido logros importantes como la compra de medicamentos de forma transparente.

En ese sentido, felicitó a la ministra por el esfuerzo extraordinario y aseguró que en el presupuesto de 2015 no habrá desabastecimiento de medicinas, que los hospitales estarán abastecidos y se aumentará el presupuesto para ese rubro y que el pueblo pobre no sea afectado.

Apuntó que el déficit actual de Salud, del 2005 al 2013 es de dos mil 684 millones de lempiras, que se desglosa en servicios médicos sanitarios con 108 millones de lempiras; en becas a médicos se deben 72 millones de lempiras, pago a gestores de servicios 32 millones de lempiras y a proveedores mil 517 millones de lempiras.

“Es una cantidad monstruosa que ha heredado la ministra, ojo con la deuda a proveedores y lo dijo la misma que no se puede pagar en estos momentos porque no está autorizado ni Finanzas ni la propia secretaría”, apuntó Rivera.

Agregó que mucha de esta deuda, es producto de la corrupción, carente de soporte y es donde la Secretaría de Salud deberá jugar un papel importante porque ese monto se debe revisar con sumo cuidado porque carece de respaldo presupuestario.

Advirrió que de aumentar el presupuesto, será decisión del Legislativo cuando conozca la propuesta de presupuesto de 2005, en qué condiciones llega, pero que no puede afirmar que decisión se tomará.

Según Rivera, es difícil atender esa deuda. “Quién va a confirmar, cuando se clonaban facturas y deudas, la auditoría interna se prestaba a la corrupción, hay auditores en la cárcel o perseguidos por la justicia por la corrupción en Salud”, acotó.

Explicó que esas son las famosas deudas flotantes sin respaldo, por lo que se debe documentarse y buscar buenos auditores del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) para que revisen esos hechos.

“Estoy seguro que el presidente del Congreso Mauricio Oliva no va a autorizar el pago de algo ejecutado de forma irregular y que es producto de la corrupción y mientras el TSC no revise estas deudas, difícilmente el Congreso asignará presupuesto para su pago”, recalcó.

Por su parte, la ministra Batres dijo que su comparecencia fue para explicar el desarrollo de la ejecución financiera, donde han tenido buenos resultados, aunque se debe acelerar la marcha en un trabajo que conlleva procesos y mecanismos transparentes que van a cambiar la cara de ese ministerio.

Reconoció que el 81 por ciento de los recursos se destinan a transferencias y pago de recurso humano, pero que en su gestión busca invertir en el recurso humano, que sea más eficiente y trabajar por la salud del país.

En cuanto al déficit que arrastra esa dependencia, arguyó que se tienen muchas deudas que están documentadas desde 2005, tanto para pago de prestaciones y a proveedores, pero pretender honrar la misma habría que cerrar esa secretaría.

Detalló que la deuda total es de mil 517 millones 146 mil 297 lempiras y se desglosa así; al personal por pago de cesantías desde 2004 se debe 78 millones 177 mil 662 lempiras, pero en el presupuesto actual sólo había 50 millones de lempiras de los que se ha ejecutado el 48 por ciento, en el pago a auxiliares de enfermería y otro recurso humano.

Aclaró que a pesar de la reducción presupuestaria ordenada por el ejecutivo no se va a sacrificar ni recortar el presupuesto destinado para compra de medicamentos e insumos que sean para beneficiar la salud de la población.

De reducir partidas se sacrificarán otros servicios como gastos de viaje y más austeridad en la administración de los recursos, nuevos mecanismos para promover ahorro como sucede con la compra de medicinas, que es del 50 por ciento.

Pidió que se respete el presupuesto actual y se trabaja en la propuesta del presupuesto general para 2015 que se llevará al Congreso Nacional cuando se debata, sin obviar la realidad nacional.

Por las acciones ejecutadas en su administración, Batres afirmó que en estos seis de labor se ha ganado la credibilidad y anuencia de la cooperación externa, de apoyar al país y a ese ministerio.

A las felicitaciones a la ministra Batres se sumó el presidente de la comisión de salud, Vivian Portillo, por la transparencia y calidad de medicamentos adquiridos, así como por la ejecución presupuestaria.

La audiencia fue encabezada por el vicepresidente del Legislativo, Antonio Rivera Callejas, en representación del titular de ese poder del Estado, Mauricio Oliva.

En la reunión también participaron los diputados miembros de la comisión de presupuesto Gabriela Núñez, Yuri Sabas, Yadira Bendaña, Maritza Varela; Claudia Garmendia, Jared Sabillón y Liberato Madrid.

Además, Doris Gutiérrez, Rolando Dubón Bueso y Rodimiro Mejía, además de representantes del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), departamento del Tesoro de Estados Unidos y de organizaciones de la sociedad civil.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.