AMDC reiniciará con mayor intensidad la “Operación Grúa”

0 127

Tegucigalpa, Honduras.

La Gerencia de Movilidad Urbana de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) en los próximos días reiniciará con mayor intensidad la “Operación Grúa”, que permitirá decomisar todos los vehículos estacionados en zonas prohibidas para mantener el orden en las principales vías de la capital.

Las autoridades edilicias están haciendo este anuncio con suficiente anticipación para que los conductores no sean sorprendidos al estacionarse en las áreas no permitidas, pues de lo contrario serán sancionados con el decomiso temporal de su automóvil más la aplicación de la multa que corresponde a la infracción cometida.

Los operativos se masificarán especialmente en las calles y avenidas del centro histórico de Tegucigalpa y Comayagüela, como parte del plan de reordenamiento vial que tiene como objetivo hacer que se respete la señalización en los sectores donde no es permitido estacionarse.

La medida comenzará con la puesta en funcionamiento de 12 grúas municipales que levantarán todo automotor que se encuentre aparcado en una acera o en arterias donde los bordillos estén pintados en color amarillo.

Como se recordará, hace más de dos meses se puso en marcha esta iniciativa que permitió mantener despejadas las principales vías de la ciudad, lo cual ha dejado de observarse debido a que solamente dos grúas han estado operando y los motoristas han vuelto con la vieja costumbre de aparcarse en cualquier lugar.

La “Operación Grúa” lo que busca, principalmente, es salvaguardar la vida de los peatones que se arriesgan a caminar por la calle cuando alguien se estaciona encima de una acera, así como crear conciencia en los motoristas sobre la importancia de mejorar la circulación vehicular en la capital, explicó Aníbal Ehrler, Gerente de Movilidad Urbana.

Resaltó que con el último operativo de decomiso masivo se logró bajar la incidencia de autos mal estacionados, al grado que las calles y avenidas lucían despejadas; sin embargo, esta situación ha disminuido en las últimas semanas por la falta de cooperación de los conductores.

Ante este escenario, es preciso retomar las acciones con mayor fuerza en las próximas semanas, para lo cual se está trabajando en los preparativos y advertencias respectivas a fin de que la población esté enterada de la iniciativa, manifestó.

Mencionó que la comuna ha venido haciendo ampliaciones de terceros carriles en algunos tramos, los cuales no deben ser utilizados como sitios de carga y descarga, porque son obras de desarrollo vial.

La persona que por primera vez aparque un vehículo sobre la acera se multará con tres mil lempiras, mientras que quien lo haga donde hay un bordillo amarillo se sancionará con 400 lempiras. En caso de reincidencia se cobrará el servicio de grúa, valor que oscila entre los 300 y 800 lempiras, dependiendo de la distancia que recorra la misma, recordó.

Aunque el automóvil sólo tenga una llanta sobre el paso peatonal será decomisado temporalmente y se aplicará la multa, ya que se tiene que proteger la vida de los transeúntes, insistió Ehrler.

En lo que va de la administración alrededor de mil automotores han sido sancionados por no acatar las disposiciones de las autoridades locales de mantener el orden en los ejes viales de la ciudad, apuntó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.