‘Shampoo’ en barra: ¿cuáles son sus ventajas?

0 88

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Si todavía no pruebas el shampoo en barra, pero desconfías de sus efectos, te ayudaremos a disipar las dudas sobre el uso del producto. Este formato de limpiador capilar cumple las mismas funciones que la versión líquida, pero con atributos ambientalistas.

En particular, se asocia con bondades como la hidratación y la recuperación del pelo maltratado, el control de melenas grasas y el retorno de la sedosidad que pierden las hebras expuestas constantemente a planchas y secadores. ¿En qué consiste? ¿Cómo se utiliza? A continuación, todos los detalles.

¿Qué es el «shampoo» en barra?

Como reseña Offarm, un shampoo es un cosmético que limpia el cabello y el cuero cabelludo, en ocasiones formulado para una acción farmacodinámica simultánea, normalizadora o estimulante de las funciones capilares o de las glándulas sebáceas.

La revista añade que cualquier producto de este tipo evidencia buena presentación, ofrece bajo poder desengrasante y maximiza la actividad detergente. Estas características, justamente, las cumple el shampoo en barra, una opción ecologista para el cuidado del pelo.

Se trata de pastillas parecidas a los jabones, hechas para asear y acondicionar la cabellera, aportándole nutrientes que obtiene de ingredientes 100 % naturales. Están disponibles para todo tipo de pelo; incluso, algunas composiciones contienen elementos que combaten la caspa.

Brindan el mismo efecto que las presentaciones líquidas. La diferencia es marcada por la reducción del impacto ambiental que supone su fabricación; menos uso de agua, cero plástico y bajas emisiones de CO2.

Motivos para elegir el «shampoo» en barra

Los beneficios del shampoo en sólido llevan algunas ventajas frente a los tradicionales. Entre las principales, la revista Cosmetics destaca la facilidad de transporte y la fabricación a partir de ingredientes herbales. Veamos en detalle.

Respeta los aceites capilares naturales

Las fórmulas de algunos champús convencionales resultan agresivas para el pelo, pues llegan a suprimir los aceites naturales del cuero cabelludo y restan belleza a la melena. En cambio, las barras respetan la textura de las hebras y la salud capilar.

Es ecológico

Un reportaje de National Geographic enfatiza que, al año, los océanos reciben aproximadamente 9 millones de toneladas de plástico. El uso de shampoo en barra contribuye a la lucha contra este problema, pues se elimina la necesidad de usar botellas plásticas. Estos suelen distribuirse en papel reciclado o cajas biodegradables.

Por otra parte, al ser una pastilla pequeña, se reduce la cantidad de transportes para distribuirlos, lo que se traduce en una menor emisión de dióxido de carbono en las carreteras. En pocos vehículos se reparten grandes cargas.

Fácil de transportar

Es factible guardar la barra en un bolso o en una maleta sin el temor de que ocurra un derrame, como sí sucede con los envases de champú líquido. Además de no ocupar grandes espacios, está permitido su traslado en el equipaje de mano para aviones.

No contiene químicos

Mientras que otros champús están hechos con parabenos, detergentes, sulfatos y siliconas, los sólidos concentran aceites vegetales, vitaminas y agentes espumantes. Las composiciones más frecuentes contemplan los siguientes elementos:

  • Arcilla verde.
  • Aceites esenciales.
  • Manteca de cacao o karité.
  • Extractos de coco, palma, almendras o ricino.

Duran más

Se calcula que una barra de champú que pese 100 gramos rinde por lo menos 80 lavadas, lo equivalente a 3 frascos de los champús convencionales. Significa una inversión a largo plazo y el ahorro para tu bolsillo.

Contribuyes con el emprendimiento local

La mayoría de los expendios de champú en barra corresponden a emprendimientos locales que basan su producción en métodos artesanales. Esto no le resta calidad al producto que, de hecho, implica una inversión costosa de los fabricantes, ya que requiere insumos complicados de conseguir y que no son baratos.

Así usas el ‘shampoo’ en barra

El shampoo en barra está disponible en diferentes composiciones. Los que contienen grasas hidratantes como la crema de coco o la lecitina de soja se sugieren para melenas secas o decoloradas. Aquellos con contenido de té verde son idóneos para cabellos mixtos. Entre tanto, los de limón y menta se sugieren para el pelo graso. 

Si la cabellera es quebradiza, conviene probar el shampoo sólido hecho con miel, avena y aceite de coco, ya que esta fusión es reparadora y suavizante.

  1. Humedecer: moja el cabello lo suficiente para que asimile el limpiador de modo adecuado.
  2. Aplicar: una manera de suministrar el shampoo es frotando la pastilla en las manos y llevar la espuma a la cabeza. Otro método consiste en pasar la barra directo sobre las hebras y replicar los movimientos que harías con la sustancia convencional, masajeando el cuero cabelludo.
  3. Enjuagar: por último, aclaras con agua hasta que no sientas la melena jabonosa.

¿Tiene algún contra el «shampoo» sólido?

Las ventajas del shampoo sólido suelen superar sus contras. De todos modos, hay que mencionar que, según la formulación, algunos son de textura bastante cerosa y tienden a acopiarse en el pelo.

Aparte, el cabello abundante, muy largo o rizado es propenso a enredarse con facilidad al frotar este producto directo en él, sobre todo si después no aplicas un acondicionador.

Entonces, ¿vale la pena elegirlo? Aunque la decisión es personal, si estás a favor de la alternativa ecológica, revisa con detalle la composición de la barra y asegúrate de que los ingredientes se correspondan con las necesidades de tu pelo.

(Visited 87 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.