Secretaria de Seguridad reporta reducción de 12.7 a 10.5 homicidios por cada 100 mil habitantes

Tegucigalpa, Honduras

0 376

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La tasa de homicidios de Honduras reporta una reducción de 12.7 a 10.5 muertes por cada 100 mil habitantes durante los primeros cien días del segundo periodo de Gobierno del presidente de la República, Juan Orlando Hernández.

Los reportes de la secretaría de Seguridad indican una reducción de 2.2 puntos, por lo que mantiene afuera a Honduras de la lista negra de países más violentos, lugar que ocupó cuando alcanzó un índice de 86.5 homicidios por 100 mil habitantes.

“Hemos avanzado en seguridad al registrarse en la actualidad una baja en los homicidios en un 42 por ciento por cada 100 mil habitantes (al cierre de 2017); pero nuestra meta es bajar a 11 los índices de homicidios al finalizar mi mandato en 2022”, afirmó el mandatario en el marco de la Cuarta Reunión de Trabajo en Derechos Humanos entre Honduras y Estados Unidos.

Al finalizar este año, la meta es llegar a 29 o 30 puntos en este índice y el ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, destaca que “tenemos una ruta clara y un plan agresivo para lograr esa reducción”.

Más seguridad

Al bajar 2.2 puntos, durante los primeros meses del año, disminuyó la cantidad de personas involucradas en bandas delictivas o dispuestas a cometer actos delictivos, pues las fuerzas del orden capturaron a 963 personas.

Paralelamente, se reporta el incremento de un 23%, en relación al primer trimestre del año anterior, en la emisión y ejecución de órdenes de captura como producto de las investigaciones realizadas, y el aumento en un 25% de los casos investigados, con el fin de contribuir en la reducción de la impunidad.Al cierre de estos primeros cien días se reportan 78 allanamientos, 4,636 patrullajes en vehículos, 411 patrullajes en motocicletas, 488 patrullajes a pie y más de 1,046 saturaciones en distintas colonias a nivel nacional por parte de la Dirección de Fuerzas Especiales.

Para dar cumplimiento a la Ley de Protección a Defensores de Derechos Humanos, Operadores de Justicia, Comunicadores Sociales y otros con medidas especiales protegidas, se realizó la asignación de 90 enlaces policiales, patrullajes y escoltas de seguridad.

Sistema penitenciario

La reforma penitenciaria realizada desde el primer período de Hernández continúa con las mejoras al sistema de custodia de los centros carcelarios, los procesos de rehabilitación y reeducación de las personas privadas de libertad y el aumento de las capacidades del servidor penitenciario.

La Secretaría de Seguridad reporta la realización de 236 operativos de registro en los establecimientos penitenciarios a nivel nacional, mediante los cuales se confiscaron objetos y sustancias prohibidas.

La mayoría de éstos operativos se realizaron conjuntamente con la Policía Militar del Orden Público, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional y la Policía Nacional.

Se emitieron, además, un total de 5,208 carnets de visitas a los familiares de los privados de libertad, lográndose un mejor control de visitas en los establecimientos penitenciarios a nivel nacional. También se efectuaron 132 traslados a diferentes centros penitenciarios.

Fortalecimiento y dinamización

La seguridad es una prioridad para el gobernante y al iniciar su segunda gestión ha enfocado esfuerzos en invertir en proyectos como la creación de la Policía Escolar, de laboratorios de Policía Científica y Criminalística y siete complejos policiales, con miras a fortalecer, dinamizar y profesionalizar a los órganos de seguridad del Estado.

El primero de estos complejos, localizado en Lepaterique (Francisco Morazán),  ya está listo. El resto, en Puerto Lempira, Gracias, San Pedro Sula, colonia San Miguel de Tegucigalpa, Catacamas y Siguatepeque, ya está en construcción.

Los dos laboratorios de la Policía Científica y Criminalística estarán en Tegucigalpa y San Pedro Sula. En tanto, los laboratorios balísticos en Copán, La Ceiba y Choluteca están en construcción.

La creación de la Policía Escolar busca proteger a maestros y alumnos del flagelo de maras, pandillas y otras organizaciones criminales, mientras que la anunciada Fuerza Antimaras y Pandillas a nivel transnacional, con la participación de los países del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala, El Salvador), son otras de las visiones de la Administración Hernández para contrarrestar los actos delictivos en el país.

Reconocimiento

El decrecimiento contundente de los homicidios en Honduras, lo cual ha permitido a los pobladores recuperar la paz y la tranquilidad, ha recibido el reconocimiento internacional.  “Quiero reconocer que en Honduras se tomó el camino duro y no el camino fácil en la lucha contra la criminalidad”, dijo el coordinador del programa Tigres por parte de la embajada de Estados Unidos, coronel Kevin O´Higgins.

O´Higgins indicó que “los hombres hacen las historias y no al revés y cuando hay buenos líderes, las cosas cambian para lo mejor”.

Por su parte, el ministro Pacheco Tinoco destacó que los puntos clave para el éxito alcanzado en el combate de criminales en Honduras están en la dignificación y evaluación del elemento humano, pues está claro que “si se tiene un talento humano mal adiestrado, mal equipado, mal equipado, mal tratado, no obtendremos buenos resultados”.

A mayo, la Policía Nacional graduó a 727 policías en cursos sobre la realidad nacional e institucional policial; y a 557 nuevos policías de la categoría de suboficiales, clases y agentes de policía (ITP). Además, implementó un total de 10 equipos especializados en la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) para la presentación de pruebas técnico-científicas, y logró el incremento del personal de la DPI: 150 personas entre escala básica, técnico y auxiliar, así como la apertura de nuevas oficinas de esta dirección, entre otras.

Por otra parte, el secretario adjunto principal de la Oficina para Asuntos Internacionales Antinarcóticos y de Aplicación de la Ley de Estados Unidos, Richard  Glenn, considera que “Honduras ha cambiado” y ve “un futuro brillante en seguridad”.

Cabe recordar que en los últimos cuatro años y hasta la fecha se han incorporado unos 7 mil 500 nuevos policías y se han apartado de la institución aproximadamente unos 5 mil agentes por recomendación de la Junta Interventora.

Los nuevos policías que están al servicio de la sociedad llevan un nuevo perfil educativo, académico y profesional, para lograr no solo la reducción de niveles de seguridad, sino que también un ambiente de paz y convivencia en todo el país.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.