Reconstruir del monumento de la corrupcion en la UNAH costara Lps.200 millones

0 119

Tegucigalpa, Honduras.

El costo económico del mal manejo de los fondos públicos (y su impunidad) no solo se cuantifica por sus desvíos monetarios; ya que «corregir» la corrupción también es costoso.

Según Presencia Universitaria quién investigó el monto de la inversión que realizará la actual gestión de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) para reconstruir el Edificio 6 de Ciudad Universitaria, el inmueble conocido por los estudiantes como el «monumento de la corrupción».

Luego de un diagnóstico realizado por la Secretaría Ejecutiva de Administración de Proyectos de Infraestructura (SEAPI), se destinarían 200 millones de lempiras para reconstruir y habilitar el Edificio 6.

La «construcción» de este inmueble durante la gestión (1997-2003) de la ex Rectora, Ana Belén Castillo, ha sido un caso judicial, con el cual se le acusó a ella haber desviado más de 60 millones de lempiras en la licitación de dicha construcción. Recientemente la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le suspendió dichas acusaciones, a pesar que no se conoce el paradero del dinero, tal como lo informó en las oficinas de Presencia Universitaria el abogado de la Procuraduría General de la República, Francisco Pérez.

Diagnóstico del monumento

En el 2012, las autoridades de la SEAPI presentaron a la Rectoría un informe sobre lo que se hizo y no se realizó en la construcción del Edificio 6 (C-3) en Ciudad Universitaria.

Una vez recibido el diagnóstico, la Rectora Julieta Castellanos lo trasladó al Tribunal Superior de Cuentas para colaborar en el proceso judicial, donde también se mostraba que las obras se pagaron como finalizadas, sin embargo, ante la vista de todos, no se completaron.

Más allá de que la empresa constructora Nacional de Ingenieros S.A. de C.V. (NAINSA), quien fuera favorecedora de la licitación para la construcción de los edificios 6 y 6-A, entregara una obra inacabada, también dejó un peligro para toda la comunidad universitaria.

En el edificio se imparten varias clases generales y la asignatura de Inglés, así como otras materias de distintas carreras que no se imparten en sus respectivas facultades por falta de espacio. También están las oficinas de SEAPI, quienes, en el informe, exponen que el edificio muestras fallas estructurales.

El informe detalló que el edificio presenta deflexiones en sus vigas y columnas. Según los expertos, la falta de refuerzo superior continuo y la separación inadecuada de los estribos para cortante y torsión en las vigas, vuelven precaria la estabilidad de los marcos estructurales, vulnerables ante movimientos sísmicos.

En otras palabras, el soporte de las columnas podrían no soportar el peso de los pisos si ocurriese un terremoto, lo que podría causar una tragedia en la Universidad.

Deteriorada

Asimismo, el inmueble tiene un acero de refuerzo, el cual, indicado en los planos de consultores Asociados Metropolitanos, es insuficiente para resistir los esfuerzos generados por el peso propio del edificio y las cargas móviles especificadas en los códigos actuales del diseño.

En la parte eléctrica, lo único instalado es la tubería implantada de salida de iluminación y fuerza en cada uno de sus niveles, pero ésta sólo fue instalada en la parte interna del edificio y no así en la parte externa, cabe recalcar que la ductería de alimentación principal no fue instalada.

Los especialistas aseguran que no han ocurrido daños mayores porque las cargas actuales son inferiores a las que normalmente actúan en este tipo de edificios. De igual manera, falta el peso de divisiones, puertas, ventanas, muebles y cargas móviles.

El monto del contrato para construir el edificio 6 fue de casi 70 millones de lempiras y la ampliación del contrato fue de 50 millones de lempiras, sin embargo, según las autoridades universitarias, se pagó a la empresa constructora NAINSA un aproximado de 21 millones de lempiras por una obra no realizada.

Dentro del presupuesto de infraestructura de la UNAH (que supera los mil millones de lempiras), está planificado concluir el edificio C-3 o 6, a pesar de que aún no estén judicializados los responsables del caso. Aun así, la UNAH tendrá que invertir un costo aproximado de unos 200 millones de lempiras para su reconstrucción. Un costo acarreado desde gestiones anteriores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.