Oposición política se agrupa contra medidas de paquetes fiscales

0 72

Tegucigalpa, Honduras

El paquete de medidas fiscales es el blanco de ataque No solamente de parte de grupos de la sociedad civil ni de expertos en economía y finanzas, quienes se han pronunciado por un gran acuerdo en lugar de la aprobación de más ajustes.

La oposición política se ha reagrupado en un frente contra la Ley de Reordenamiento Fiscal, Control de las Exoneraciones y Medidas Anti-evasión.

El Partido Liberal ha expuesto su postura respecto a la ampliación de los gravámenes vigentes y la creación de nuevas cargas impositivas tendientes a sacar a flote al erario y obtener los recursos necesarios para financiar el desbalance entre los ingresos y los gastos.

Los liberales han condenado la vigencia de las nuevas medidas económicas, pues estiman que únicamente están pensadas para resolver los problemas de flujo fiscal del Gobierno, pero No es correspondiente con las demandas de los vastos sectores de la población que han visto menguadas sus posibilidades de desarrollo socio-económico como resultado de los ajustes que han sido impuestos desde la década de los 90.

La propuesta del liberalismo está fundamentada en combatir la corrupción, imprimirle mayor dinamismo al aparato económico, a través de una disminución en las tasas de interés, elevar los incentivos a la producción, garantizar la equidad tributaria y reconvertir la deuda pública.

El Partido Libertad y Refundación adelantó que la bancada de esa institución política propondrá en la próxima legislatura la derogación de la Ley de Reordenamiento Fiscal, Control de Exoneraciones y Medidas Anti-evasión.

Los miembros del partido en el Gobierno insisten en que el paquete de medidas fiscales era “absolutamente necesario” para enfrentar el enorme desbalance de las finanzas que, desde su óptica, la culpabilidad por tal evento debe atribuirse a la gestión del defenestrado presidente, Manuel Zelaya Rosales.

¿Tiene significación las acusaciones de esa naturaleza? ¿Quiénes se defienden y quiénes atacan o, tal vez, habría que identificar a quienes se atrevan a tirar la primera piedra?

Ex funcionarios públicos han explicado que en 2010 y 2011 el déficit fiscal se mantuvo entre 4.6 y 4.8%, pero 2012 termina con un desfase del seis por ciento y 2013 lo hace con un 7 u 8%, en tanto que en los tres años de la gestión Zelaya Rosales el déficit varió entre el 2.4 y el 2.9 %. Como efecto de la crisis política y producto de factores internacionales, este indicador subió a 6.2 por ciento en 2009.

Académicos vinculados directamente con el estudio de las ciencias económicas concuerdan en que, al margen del nuevo ajuste fiscal aprobado a finales de 2013, Honduras urge de la adopción de un gran pacto social y fiscal.

Las autoridades gubernamentales calculan que el paquete permitirá obtener unos 12,200 millones de lempiras para financiar parte del desbalance fiscal y para atender los programas de compensación fiscal a favor de las 800 mil familias más pobres del país.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.