Muerte de sospechoso en caso del hijo de Pepe Lobo revela falta de garantías en el sistema penitenciario

0 23

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La muerte de Erick David Macías, uno de los sospechosos en el asesinato del hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, ocurrida en una cárcel de máxima seguridad, pone en evidencia la falta de garantías de seguridad en el sistema penitenciario nacional, según el presidente del Comité de Derechos Humanos (Codeh), Hugo Maldonado.

Maldonado recordó que este mismo argumento permitió que la extradición de Gilbert Reyes, sospechoso de un triple feminicidio en Roatán, Islas de la Bahía, esté en suspenso.

«Lamentamos que sigan ocurriendo este tipo de hechos. No descartamos que lo mencionado en el comunicado del Instituto Nacional Penitenciario (INP) sea cierto, pero también es posible que Macías haya sido estrangulado dentro del centro penitenciario», declaró Maldonado.

El defensor de derechos humanos destacó que el centro penitenciario de Ilama, Santa Bárbara, alberga solo a reclusos con vínculos con la estructura MS13. Añadió que el Estado de Honduras podría enfrentarse a demandas de familiares de reclusos como en el caso de Erick, quien era un procesado vinculado a la muerte de Said Lobo.

«Este es un caso emblemático. ¿Qué pasaría si el juzgado de sentencia lo hubiera declarado inocente?», cuestionó Maldonado, enfatizando que Macías estaba en proceso y bajo custodia del INP. «La falta de garantías de seguridad es la razón por la que Gilbert Reyes no ha sido extraditado. En el sistema penitenciario nacional, Reyes podría ser víctima de un atentado en cualquier centro penitenciario.»

Gilbert Reyes, principal sospechoso del asesinato de tres mujeres en Roatán a principios de este año, permanece en el extranjero mientras su extradición está en suspenso hasta que el Estado pueda garantizar su seguridad integral.

(Visited 23 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.