Más de 49 mil docentes hondureños han estado al frente de sus alumnos en el 2014

0 69

Tegucigalpa, Honduras

Las calificaciones obtenidas por los alumnos del sistema público en los últimos dos años, son concordantes con una premisa que significa que mientras mayor sea el tiempo efectivo de clases, más alto es el rendimiento académico.

Los cuadros comparativos lo ponen en evidencia. En el presente período lectivo, 49 mil 648 docentes han estado efectivamente frente a sus alumnos en todos los niveles.

En 2013, el número de maestros que cumplieron las jornadas académicas completas con sus estudiantes fue de 45 mil 330, lo que da como resultado que la planta de profesores que han permanecido en las aulas de clase este año se incrementó en 4,300 en comparación con el ciclo anterior.

Las autoridades de la Secretaría de Educación destacan que el cumplimiento de los 200 días de clases es el dividendo de una serie de medidas que se han puesto en marcha de forma intensiva y sostenida.

Tales iniciativas contribuyeron a que en el primer semestre de 2014 se llegara a un rendimiento académico del 80 % en 17 de los 18 departamentos del país, lo que No hubiera sido posible si No se hubiese implantado la nota mínima del 70 por ciento para la aprobación de las materias.

También han tenido una incidencia trascendental en el mejoramiento de los indicadores del proceso enseñanza-aprendizaje, el ingreso de niños y niñas en primer grado a la edad de cinco años, lo mismo que la fijación de una jornada extendida en 11 mil centros educativos que atienden a 700 mil estudiantes.

Un cambio sustantivo han representado, asimismo, el desarrollo de programas de inserción escolar para los niños emigrantes, la prolongación de la jornada de clases hasta los días sábados y el seguimiento de las campañas de alfabetización.

Dentro de este esquema de transformaciones ha tenido una participación vital el reforzamiento de la educación intercultural y multilingüe, que ha requerido una inversión cercana a los 17 millones de lempiras.

Los retos orientados a cristalizar la reforma del sistema educativo son diversos. Para los años que siguen se pretende potenciar la participación de los padres de familia en un programa de convivencia escolar, con miras a retomar temas de intervención esencial en el campo de la enseñanza-aprendizaje.

Se espera universalizar la educación pre-básica, igual como llevar a cabo la distribución de textos correspondientes a asignaturas básicas, completar la creación de centros educativos del tercer ciclo en las comunidades donde este servicio No existe y avanzar en las metas de alfabetización nacional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.