Los protagonistas de ‘Friends’, 25 años después

0 250

Jennifer Aniston continúa siendo una actriz de éxito, David Schwimmer se ha pasado a la dirección y Matthew Perry ha copado titulares por sus adicciones. Así es la vida actual de los seis amigos que triunfaron en la serie estrella de los años noventa1Jennifer Aniston es sin duda la que más éxito ha tenido después de la serie ya que su personaje, Rachel Green, la convirtió en uno de los rostros más conocidos de la gran pantalla.

Las comedias románticas han sido su fuerte como ‘Una pareja de tres’, ‘Como Dios’, ‘Exposados’ o ‘Cómo acabar con tu jefe’, entre otras, y este año ha protagonizado la película más vista de Netflix, ‘Criminales en el mar’, junto a Adam Sandler. A sus 50 años, la actriz se pronuncia cada vez más sobre la maternidad, su cuerpo o sus parejas. Después de formar una de las parejas más envidiadas de Hollywood con Brad Pitt, quien le dejó por Angelina Jolie, la intérprete estuvo con Justin Theroux, de quien se separó en 2018 tras dos años y medio de matrimonio y más de siete juntos.

las comedias románticas han sido su fuerte como ‘Una pareja de tres’, ‘Como Dios’, ‘Exposados’ o ‘Cómo acabar con tu jefe’, entre otras, y este año ha protagonizado la película más vista de Netflix, ‘Criminales en el mar’, junto a Adam Sandler. A sus 50 años, la actriz se pronuncia cada vez más sobre la maternidad, su cuerpo o sus parejas. Después de formar una de las parejas más envidiadas de Hollywood con Brad Pitt, quien le dejó por Angelina Jolie, la intérprete estuvo con Justin Theroux, de quien se separó en 2018 tras dos años y medio de matrimonio y más de siete juntos. 

2.Aunque con una carrera no demasiado extensa en cine, el actor Matthew Perry, ahora de 50 años, supo aprovechar el tirón que su personaje Chandler Bing le dio en ‘Friends’.

Ha aparecido en películas como ‘Falsas apariencias’, ‘Solo los tontos se enamoran’ o ‘Tango para tres’, entre otras, dio el salto a la dirección y producción y también continuó su carrera en el teatro. Aunque fue con la sitcom ‘La extraña pareja’, que duró hasta 2017, con la que volvió a saborear el éxito. Sin embargo, más que sus trabajos en cine o televisión, han sido sus adicciones —y la honestidad con la que siempre ha hablado de ello— lo que ha devuelto a Perry a la actualidad en más de una ocasión. Tuvo muchos problemas con el alcohol, y con los barbitúricos, que le hicieron ingresar en varias ocasiones en centros de desintoxicación.

“Recuperar la sobriedad es algo realmente duro de conseguir. Soy un alcohólico victorioso”, subrayó en 2015. Antes, ya había confesado los años difíciles que pasó durante el éxito de ‘Friends’. “No recuerdo tres años de ‘Friends’. Durante ese tiempo, entre la tercera y la sexta temporada, estuve un poco ido. Fueron unos años difíciles». El año pasado, estuvo más de tres meses ingresado por complicaciones tras una perforación gastrointestinal. 

3. Cuando Courteney Cox interpretaba a Mónica Geller tenía 30 años, por lo que aunque la serie la lanzó a la fama, ya se estaba forjando una carrera como actriz. De hecho, tres años después del estreno de ‘Friends’, en 1997, Cox protagonizó la película ‘Scream’ y sus tres secuelas posteriores. Allí conoció al que fue su marido durante 11 años, el actor David Arquette, y padre de su única hija, Coco, de 15 años.

Después de ‘Friends’, protagonizó otra exitosa serie, ‘Cougar town’, por la que estuvo nominada al Globo de Oro como mejor actriz. En su faceta más personal, Cox, de 55 años, ha dado qué hablar más por su apariencia física y por haber recurrido a la cirugía estética para intentar luchar contra el paso del tiempo. En 2017, la actriz reveló que se arrepentía de todos los retoques estéticos que se había realizado a lo largo de los años, obsesionada por la eterna juventud, y contó que decidió retirarse los rellenos faciales para recuperar su imagen más natural.

Una obsesión que la actriz reprochó a la presión que la mujer siente en Hollywood. «Crecí pensando que la apariencia era lo más importante y es muy triste porque me metí en problemas. Estuve trabajando duro por mantenerme bien pero, en realidad, empeoró las cosas». 

4. Para Matt LeBlanc, de 52 años, ‘Friends’ no terminó en 2004, sino dos años después con ‘Joey’, una secuela sobre su personaje Joey Tribbiani que duró dos temporadas. Su personaje abandona Nueva York y se muda a Los Ángeles para perseguir su sueño de ser actor.

Según uno de los productores, esta serie obtenía unos datos de audiencia muy bajos porque “no tenía el mismo tono” que su antecesora. Su cancelación fue un respiro para el actor, que estaba cansado de trabajar en televisión. LeBlanc no volvió a aparecer en las pantallas hasta 2010, cuando protagonizó ‘Episodes’. Por esta serie, obtuvo una nominación al Globo de Oro como mejor actor en 2012. Actualmente trabaja en la serie ‘Man with a Plan’, una comedia sobre un hombre que pasa más tiempo con sus hijos cuando su mujer decide volver a trabajar.

5. Lisa Kudrow, de 56 años, interpretaba a la hippie del grupo, Phoebe Buffay, además de a su hermana gemela Úrsula. Después de ‘Friends’, protagonizó la serie ‘The Comback’, que también produjo. Sin embargo, la historia de una estrella de la televisión que intenta relanzar su carrera —como le sucedía a Kudrow— fue cancelada tras 13 episodios en 2005. A partir de ahí, los papeles fueron secundarios, teniendo una filmografía más discreta que sus compañeras de reparto.

El pasado mes de mayo confesó en una entrevista que sufrió trastornos alimenticios cuando trabajó en ‘Friends’. “Por desgracia en este negocio si eres mujer y pesas menos de lo que deberías parece que estás más guapa”, comentó la artista, que reconoció estar constantemente enferma por el bajo peso. 

6.En un principio David Schwimmer, de 52 años, no quería participar en ‘Friends’, harto de grabar episodios piloto que nunca veían la luz. Pero los creadores consiguieron convencerle para interpretar a Ross Geller (y la serie no se quedó solo en un simple piloto como él temía). Sin embargo, la fama no le sentó bien: “Hizo que me quisiera esconder debajo de una gorra de béisbol y no ser visto”.

Tras la serie decidió asumir también el papel de director, con el fin de que no le encasillaran. Schwimmer se ha declarado feminista y colabora con una fundación después de conocer que dos de sus novias sufrieron abusos sexuales .

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.