La epilepsia y sus efectos en la salud mental

0 18

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Más de 50 millones de personas en el mundo padecen esta enfermedad neurológica. El diagnóstico temprano y un abordaje que atienda tanto los síntomas físicos como psiquiátricos es fundamental para una buena calidad.

La epilepsia es una enfermedad que ha acompañado a la humanidad a lo largo de toda su historia. La percepción y comprensión de quienes eran afectados por esta condición en la antigüedad, ilustra desde una perspectiva, la historia de los miedos y el estigma ante lo desconocido.

De alguna manera la incomprensión, desconocimiento y los miedos que genera perduran, aunque sin duda de manera menor, en la actualidad.

El término epilepsia proviene del latín “epilepsĭa” y del griego “επιληψία” (epilēpsía), que concretamente indican la característica imprevisible del mismo ya que significan “ataque”. Aún más específicamente la raíz griega “epilambaneim” es “tomar por sorpresa”.

Ese carácter súbito e imprevisible generó en los demás, pero particularmente en quienes lo padecen, respuestas emocionales de diverso tipo.

Esta enfermedad ha impactado en personajes históricos como Julio César; de las artes, como Van Gogh entre otros o en escritores y pensadores como Fyodor Dostoyevski. Es este último quien de alguna manera nos hace penetrar desde una perspectiva más humana y con una descripción magistral en el malestar psíquico profundo de esta patología.

En una de sus obras, “El Idiota”, el protagonista, el príncipe Myshkin, padece de episodios de epilepsia complejos. Hay quienes dicen que eran la descripción más cercana a las que habría padecido Dostoyevski en la vida real. Aparte de las manifestaciones motores convulsivas el personaje presentaba (Dostoyevski) una variedad de elementos de naturaleza neuropsiquiátrica pero no exclusivamente motora. Hay estudios que sugieren que habría padecido el Síndrome de Gastaut–Geschwind (Epilepsy in Dostoyevsky’s life and fiction).

Por su parte también ilustra algo que es interesante y es el uso de la epilepsia y el intento de confusión diagnóstica, cuando en “Los Hermanos Karamazov” (1880) el villano Smerdyakov, usó supuestas convulsiones no epilépticas de presunto origen psicógeno, para excusar el parricidio cometido.

Es decir, la epilepsia si bien es conocida por sus aspectos visibles y motores tiene una constelación de síntomas psiquiátricos, así como otros comórbidos y aparte afecta la salud mental, particularmente en los casos de cuadros diagnosticados tardíamente o con tratamiento inadecuado.

El ABC de la epilepsia

Quizás deba ser necesaria una aclaración obvia y es que, en la medida que la epilepsia es un trastorno neurológico que se caracteriza por la presencia de respuestas a una actividad eléctrica anormal en el cerebro, esta puede afectar diferentes áreas corticales.

La corteza cerebral es la capa más externa del cerebro y se divide en cuatro lóbulos: frontal, parietal, temporal y occipital. Cada lóbulo tiene funciones específicas y puede verse afectado por la epilepsia de diferentes maneras.

Así tenemos, por ejemplo, el lóbulo temporal y las conocidas epilepsias temporales que pueden causar sensaciones extrañas, como olores o sabores, y pueden provocar una sensación de “déjà vu”, ya visto, ya vivido que genera mucha extrañeza y en algunos momentos profundo malestar. Las convulsiones del lóbulo frontal pueden afectar la capacidad de hablar o comprender el lenguaje.

Las del lóbulo parietal pueden causar sensaciones anormales en la piel, como hormigueo o entumecimiento, y pueden afectar la percepción espacial.

Las convulsiones del lóbulo occipital pueden causar problemas de visión, como luces intermitentes o manchas ciegas.

Es decir, los síntomas asociados dependen de la ubicación de la actividad eléctrica anormal en el cerebro y en muchos casos los fenómenos prodrómicos (es decir previos a la manifestación mayor) pueden ser de afectación de conciencia, o sensaciones extrañas, pero no convulsiones motoras.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.