Ansiolíticos: el peligro de generar dependencia

0 18

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Son medicamentos derivados de la benzodiazepina que brindan relajación y calma física instantánea, pero pueden crear rápidamente adicción, provocar agresividad y falta de juicio, según los expertos.

Desde hace algún tiempo los ansiolíticos y las drogas benzodiacepinas que los involucran, están bajo la lupa por los médicos y científicos. Se trata de medicamentos llamados psicotrópicos y sintéticos que se usan en medicina para tratar problemas como: trastornos de ansiedad, estrés o insomnio.

Su fórmula química es C15H12N2O y se trata de un agente depresor del sistema nervioso que actúa de una forma más selectiva que otros fármacos barbitúricos.

Pero la ciencia ya ha identificado que este tipo de ansiolítico no es inocuo a la salud. Su uso crónico y prolongado tiene consecuencias y la primera es un aumento del riesgo de mortalidad en un 21 por ciento, según datos presentados el año pasado por expertos en el XXIX congreso nacional de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

El medicamento realiza su función sobre el sistema límbico, involucrado en el control de las emociones y el estado de la conducta, actuando así como depresores del sistema nervioso central, dando una sensación de tranquilidad similar al de algunas drogas. Por ello solo deben ser prescritas por un profesional de la medicina.

Concretamente es un medicamento usado para tratar problemas de ansiedad, estrés, insomnio, contracturas musculares y convulsiones epilépticas. Pero que tomado de manera continua -durante más de tres meses- provoca debilidad muscular, problemas de coordinación motora y alteraciones en la memoria.

“La medicación puede ser útil al inicio de la terapia, especialmente si alguien tiene dificultades hasta el punto de afectar su capacidad para participar en el tratamiento. Pero los ansiolíticos pertenecen a una categoría diferente. Las benzos amplifican un neurotransmisor conocido como GABA, que actúa para inhibir la actividad neuronal y reducir las sensaciones estresantes. No es de extrañar que tanto pacientes como amigos me digan que las benzodiazepinas les ayudan a calmar sus cuerpos y mentes para poder conciliar el sueño rápidamente”, explicó la doctora Jenny Taitz psicóloga clínica y profesora clínica asistente de psiquiatría en la Universidad de California, en Los Ángeles, en un ensayo de su nuevo libro “Stress Resets: How to Soothe Your Body and Mind in Minutes”, publicado esta semana.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.