El colesterol pone en riesgo a millones de personas sin que lo sepan

0 16

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La lipoproteína(a) o Lp(a), un tipo de colesterol genético, eleva drásticamente el riesgo de enfermedades cardíacas mortales desde una edad temprana.

En Estados Unidos, millones de ciudadanos nacen con una predisposición genética a niveles extremadamente altos de un tipo de colesterol llamado lipoproteína(a), o Lp(a), el cual es causante de ataques cardíacos mortales y accidentes cerebrovasculares a una edad temprana, y frecuentemente sin que las personas sean conscientes de su riesgo.

NBC News señaló que, a diferencia del LDL conocido como el colesterol “malo”, que contribuye a la acumulación de placa en las arterias, el Lp(a) posee una característica adicional peligrosa: induce la formación de coágulos sanguíneos. Dado que es enteramente genético, ni la dieta ni el ejercicio tienen efecto sobre los niveles de Lp(a).

La consecuencia es una alta probabilidad de enfermedades cardíacas potencialmente mortales que afectan a familias enteras, cobrando la vida de padres, tíos y hermanos en sus 40s y 50s. Se estima que hasta 64 millones de estadounidenses tienen niveles elevados de Lp(a), siendo más común entre personas de ascendencia africana y del sur de Asia.

A pesar de que las pruebas de colesterol sanguíneo rutinarias podrían detectar el Lp(a), generalmente no lo hacen, en gran parte porque hasta ahora no existe un tratamiento efectivo contra este. Similar a otras formas de alto colesterol, el Lp(a) elevado no presenta síntomas.

Sin embargo, la detección temprana de Lp(a) es parte de la atención preventiva recomendada por médicos. El Dr. Sahil Parikh, director de servicios endovasculares en el Columbia University Irving Medical Center en Nueva York, apoya la realización de pruebas más amplias para el Lp(a), indicando que aunque en el pasado evitaba realizar pruebas para las cuales no existía tratamiento, ahora lo hace brindando esperanza a los pacientes ante la perspectiva de nuevos tratamientos.

Un medicamento experimental, llamado pelacarsen de Novartis, ha demostrado en estudios preliminares reducir significativamente los niveles de lipoproteína(a) en un 98% de los participantes.

Aunque aún está por establecerse si la reducción de Lp(a) conlleva a una disminución en el riesgo de ataques cardíacos mortales y accidentes cerebrovasculares, otros medicamentos de compañías como Eli Lilly y Amgen también están en diversas etapas de investigación, mostrando resultados prometedores.

Lori Welsh, una mujer de 51 años de Dublin, Ohio, cuya familia ha sido devastada por niveles elevados de Lp(a), participa en un ensayo clínico de pelacarsen. Después de experimentar un ataque cardíaco a los 47 años, Welsh, al igual que otros pacientes, se mantiene a la expectativa de un tratamiento efectivo.

Mientras tanto, los profesionales de la salud centran su atención en tratar otros factores de riesgo de enfermedades cardíacas, como la gestión de la presión arterial y el uso de estatinas para reducir otros tipos de colesterol.

Con el desarrollo de estos nuevos tratamientos, surge la esperanza de una mayor detección del Lp(a), lo que podría marcar una diferencia significativa en la prevención de enfermedades cardíacas graves.

La identificación de pacientes con alto riesgo permite adoptar medidas preventivas como el mantenimiento de un peso normal, ejercicio regular, cesación del tabaquismo y una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros. La historia de Lori Welsh y su familia subraya la importancia de la concienciación y la acción proactiva frente a este riesgo silencioso pero potencialmente mortal.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.