Jóvenes del PDCH responsabilizan al canciller Corrales de cualquier atentado en su contra

0 113

Tegucigalpa, Honduras.

Un grupo de jóvenes, miembros del Partido Demócrata Cristiano de Honduras (PDCH), denunciaron ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), que temen por sus vidas y responsabilizaron al actual canciller de la República, Arturo Corrales, de cualquier atentado que ponga en riesgo su integridad física y la de sus familiares.

Los jóvenes, encabezados por la diputada suplente Giselle Villanueva, se quejaron ante el CONADEH, que el sábado recién pasado fueron brutalmente golpeados por seguidores del actual canciller de la República, que armaron un zafarrancho en el que resultaron varios lesionados.

La diputada cuestionó que tanto Arturo Corrales como Felicito Ávila, Carlos Romero, Terencio Huete y Jorge Bográn, son gente que ya salieron del partido pero que no quieren soltar el poder.

“Estamos cansados que gente que tiene al partido en bancarrota quiera seguir arruinándolo”, declaró Villanueva.

En la denuncia, los jóvenes establecen que han visto una escalada creciente por de parte funcionarios del Estado encabezados por Arturo Corrales, para coartarles sus derechos humanos, civiles y políticos que les garantiza el marco legal del país.

Los jóvenes democristianos también denunciaron, ante el CONADEH, al comisionado de vivienda, Felicito Ávila; al sub director del Registro Nacional de las Personas, Carlos Humberto Romero; el director del Tribunal Supremo Electoral, Terencio Huete y el funcionario de la Secretaría del Trabajo, Jorge Bográn.

Indicaron que estos funcionarios han llegado a tal punto de intervenir en los procesos democráticos del PDCH tratando de impedir la apertura de espacios a los Jóvenes con hechos violentos, golpeando, amenazando y humillándolos.

En la denuncia mencionan que entre las víctimas de estos atropellos figuran la presidenta departamental de Francisco Morazán, la presidenta de la juventud a nivel nacional y demás miembros con cargos de autoridad.

Como jóvenes no nos vamos a quedar callados por lo que, solicitamos al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, que vigile y garantice nuestros derechos humanos, civiles y políticos, la vida de cada uno de nosotros y de nuestros familiares, establecen en el documento.

Añaden que responsabilizan al canciller Arturo Corrales, de cualquier atentado que sufran los miembros de la juventud del PDCH.

Nuestra petición es que Arturo Corrales y demás denunciados dejen de intervenir ya que son personas que tienen a la Democracia Cristiana hundida por hacer prevalecer sus intereses personales y se olvidan de darle espacio a las nuevas generaciones.

Arturo Corrales, fungió como presidente del PDCH, partido del que fue su candidato presidencial en las elecciones de 1997.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.