Gobierno y agroindustria firman convenios de compra de cosecha de maíz para periodo 2016-2017

0 210

Danlí, Honduras.

Con el fin de seguir impulsando y fortaleciendo el sector agroalimentario del país, el presidente Juan Orlando Hernández firmó en Danlí, departamento de El Paraíso, un convenio para garantizar la cosecha y compra del maíz y otro para apoyar la alianza en la venta de maíz amarillo, sorgo y soya.

La firma de estos dos acuerdos se efectuó en la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Oriente (AGAO), en el marco del Festival Nacional del Maíz, que se celebra para estas fechas en la Ciudad de las Colinas.

El precio de compra de maíz blanco para la industria de harina se negoció en 360 lempiras por quintal, mientras que la industria de alimentos balanceados pagará 325 por quintal, beneficiando a más de 50 mil productores del grano, afiliados a organizaciones campesinas, Prograno y Fenagh, entre otras.

Dichas alianzas se desarrollan a través de las Secretarías de Desarrollo Económico y de Agricultura y Ganadería, con los agroindustriales y productores de maíz, con el afán de garantizar un mercado activo para éstos, así como generar estabilidad de precios accesibles al consumidor.

Con la ejecución de ambos acuerdos, el Gobierno del presidente Hernández le apuesta a reactivar el gremio agrícola a través de un plan sostenible entre el sector gubernamental y la empresa privada, con el que se incentiva el consumo de granos básicos como el maíz.

El mandatario hondureño expresó que “la semilla que se está sembrando” es para desarrollar el campo y hacer justicia en la protección de los precios de los alimentos.
«Por eso desde el Gobierno hemos priorizado al agro y hoy lo vemos cristalizado en la unión entre los productores y la cadena de comercialización de los alimentos», agregó.

El titular del Ejecutivo resaltó la madurez entre los productores, comerciantes, agroindustriales y el Gobierno, al asegurar que, por medio de la firma de estos dos convenios, el abastecimiento en el mercado nacional de los productos de la canasta básica para el consumo de la población en general.

Además, anunció que los proyectos de riego en el Valle de Jamastrán serán una realidad, así como el de Sulaco y Olomán en Yoro y Sensenti en Ocotepeque, entre otras grandes obras de irrigación que marcarán un antes y un después en el agro a nivel nacional.

Hernández remarcó que el riego por goteo es una de las prioridades del Gobierno para cambiar la forma tradicional de cultivar y así garantizar los alimentos, incluso en temporadas de sequía como las registradas en los años 2014 y 2015.

Por otro lado, el gobernante hondureño subrayó la necesidad de que el Congreso Nacional apruebe la fusión entre Banadesa y Banhprovi, lo que permitiría poner a disposición casi 5 mil millones de lempiras para ser inyectados a la producción agrícola.

Asimismo, señaló que con la exoneración del 15 % del Impuesto Sobre Ventas (ISV) al sector agroalimentario se repotenciará el campo a través de la producción asistida mediante tecnología y el financiamiento por medio de los Fondos Firsa, y la fusión de Banadesa y Banhprovi.

El mandatario solicitó a los productores que inviten a los líderes de los diferentes partidos políticos a que conozcan estos proyectos a fin de que se comprometan a seguir impulsándolos para que puedan ser sostenibles a través del tiempo.

«La nueva forma de manejar el agro hondureño nos permitirá cosechar, convirtiendo a Honduras en el primer lugar en producción de granos y otros alimentos», puntualizó el gobernante.

Dulio Medina, presidente de Pronagro, agradeció la voluntad del Gobierno del presidente Hernández por levantar «por fin» el sector agroalimentario.

Mientras tanto Leopoldo Durán, presidente de la Fenagh, profundizó que la firma de los convenios es la cohesión correcta entre los sectores gubernamental y productor de todo el país.
Añadió que el principal ingrediente de apoyo al agro, es la exoneración del 15 % del ISV, lo que conllevará el desarrollo del campo y la creación de más fuentes de empleo.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Jacobo Paz, dijo que el tener un mercado seguro, a través del sistema de agricultura contratada, genera estabilidad de precios, seguridad de abastecimiento para la industria y mueve la economía en las zonas de producción.

“Como Gobierno, aparte de la construcción de cosechas de agua, estamos ejecutando varios macro proyectos de riego, empezando por el de Jamastrán que ya está contratado, el de Olomán y Sulaco en Yoro, el de Alto Aguán , el de Ceguapa y San Sebastián en Comayagua , el de la represa de Nacaome y otros más pequeños como el de Sensenti en Ocotepeque , Texíguat y Oropolí aquí en El Paraíso”, acotó el funcionario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.