En víspera del inicio de clases baja venta de uniformes y útiles

0 21

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

La venta de uniformes y útiles escolares ha bajado, según comerciantes de los mercados de Comayagüela, a pesar que las autoridades de la Secretaría de Educación (Seduc) confirmaron que el año escolar inicia el próximo 1 de febrero.

En un puesto de la sexta avenida en Comayagüela, la vendedora Fanny Turcios manifestó que “las ventas están muy malas, ya la fecha en que van a iniciar las clases está bastante cerca, pero los padres de familia no llegan a comprar los cuadernos, lápices, mochilas ni uniformes”.

“Algunos que vienen llevan una libreta, lápices, quizás un paquete de colores y preguntan por los uniformes, pero no compran porque no saben si los niños van a usar esa gabacha o cómo se va hacer “, detalló.

Los pequeños comercios de venta se ven desolados y pasa bastante tiempo entre la llegada de un cliente y otro. Algunos solo preguntan por los precios, otros solo observan, mientras muy pocos apenas compran un par de libretas y algunos lápices.

COMBOS ESCOLARES

Una libreta de una materia cuesta 25 lempiras, mientras una espiral para dos materias cuesta desde 50; un lápiz tinta, dependiendo de la marca, el más barato cuesta cinco lempiras y uno grafito se compra a tres o más lempiras.

El cuaderno único de 200 hojas vale 35 lempiras y el de 400 hojas puede costar desde 65.

Ante los altos precios, los comerciantes ofrecen promociones que le permiten al padre de familia ahorrar, entre estas, comprar una docena de cuadernos de una materia por 240 lempiras.

“Estamos tratando de mantener los precios del año pasado, hasta el momento los proveedores no han aumentado los costos; invitamos a los padres de familia a que nos visiten, tenemos buena calidad y precios accesibles”, señaló Turcios.

DUDAS POR GABACHA

Los padres de familia también buscan en los mercados de Comayagüela los uniformes, cuyo precio hasta el momento no ha subido, pero que en cuanto a ventas se refiere, “no se han movido, los compradores no los están buscando a la espera que se defina si los niños usarán solo las gabachas o también los uniformes”, explicó la vendedora.

Una falda escolar cuesta entre 100 y 150 lempiras, las cubayeras de 180 a 200, un par de calcetas 20, una camiseta 80 y el par de zapatos más barato se cotiza a 300 lempiras, por lo que un padre de familia, para poder comprar el uniforme de una niña necesita al menos 700 lempiras.

En el caso del uniforme de niño, se necesita gastar 750 lempiras, ya que el pantalón más cómodo cuesta 160 lempiras y si el padre quiere uno más fino, lo puede comprar por 200, 250 o más lempiras.

Algunos comerciantes comentaron que aún no han comprado uniformes para ponerlos a la venta, ya que tiene miedo de invertir y que las autoridades decidan que los niños solo usarán la gabacha, lo que implicaría una pérdida.

Los mercaderes explicaron que mantienen parte de la mercadería del año pasado, que es la que han empezado a vender, manteniendo los mismos precios, sin perjuicio de que cuando vengan nuevos pedidos, traigan un alza. 

OPINIONES
“Los cuadernos están caros”
Mientras cotizaba precios en un negocio, la madre de familia, Aída Avilés, manifestó que “los precios en algunos lugares están un poco más caros en los cuadernos, pero al menos yo no he comprado uniforme porque no sabemos si los niños van a ir con su uniforme, si van usar esa gabacha o las dos cosas”.

“Para mí eso no es algo importante, es un gasto más para los padres de familia, pero qué vamos a hacer si ellos dicen que deben usar gabacha, buscar forma de comprarla”, agregó.

“No hay clientes ni dinero”
El comerciante de zapatos escolares, Rodolfo Arias, lamentó que en un día lo más que ha hecho son dos ventas.

Admitió que “la situación está muy difícil, aquí nosotros lo estamos mirando; la gente no está haciendo las compras escolares como en otros años, desde tipo 9 o 10 de enero aquí se llenaba y ahora uno o dos pares de zapatos se venden”.

“Los precios son accesibles, aquí encuentra buena calidad y precios cómodos, desde 300 lempiras hasta 400, pero no hay clientes, no hay dinero”, dijo Arias, con decepción.

“Las ventas están muy mal”
Sarahí Menjívar, comerciante en la quinta avenida de Comayagüela, aseguró que las ventas están muy mal, pero que esperan se mejoren al aproximarse el inicio de clases.

“Lamentablemente, las ventas están muy mal; no sabemos si es la situación económica o si las personas estarán comprando en los grandes centros comerciales”, lamentó Menjívar.

(Visited 21 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.