El mayor puerto privado de Latinoamérica quiere ser referencia en transición energética

0 59

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Porto do Açu, el mayor complejo portuario e industrial privado de Latinoamérica, está invirtiendo en proyectos de energía eólica, solar e hidrógeno verde para convertirse en una referencia en transición energética.

Localizado en el litoral norte de Río de Janeiro, el puerto se ha destacado como una plataforma clave para la exportación del 40 % del petróleo de Brasil. Ahora, Porto do Açu está ampliando su visión hacia la sostenibilidad con importantes inversiones en energías renovables y la construcción de la mayor termoeléctrica de ciclo combinado a gas de América Latina.

Vinícius Patel, director de Administración Portuaria del complejo, señaló durante una visita de medios que el puerto cuenta con una notable flexibilidad en varias fuentes de energía, posicionándose a la vanguardia de la transición energética.

Aunque los responsables del puerto no revelaron las cifras exactas de la inversión en energías renovables, mencionaron que existen intereses concretos para la construcción de una planta solar y un proyecto piloto de una fábrica de hidrógeno verde, prevista para 2025. Además, se está desarrollando un plan para implementar al menos catorce parques marítimos de energía eólica, un sector que aún espera regulación en Brasil.

Multinacionales como Neoenergía, filial de la española Iberdrola en Brasil, y las petroleras Shell, BP y Total Energies, ya están vinculadas a algunos de estos proyectos renovables en el complejo.

De forma paralela, la empresa GNA está construyendo en el puerto la mayor termoeléctrica de Latinoamérica, con una potencia instalada de 3 GW y una inversión estimada de 10.000 millones de reales (1.960 millones de dólares) hasta 2025.

Porto do Açu: Un Pilar de la Industria del Petróleo y el Hierro

Porto do Açu es una sociedad compartida entre el grupo Prumo (con el 98 % del capital), controlado por la firma EIG y el fondo de inversión emiratí Mubadala, y el Puerto de Amberes, que posee el 2 % restante. En operación desde 2014, el puerto es el único privado de Brasil y ha resultado de inversiones en infraestructura por 20.000 millones de reales (cerca de 3.920 millones de dólares).

Con miras al futuro, se proyectan nuevas inversiones por unos 22.000 millones de reales (4.275 millones de dólares) en la próxima década. El complejo, que abarca un área de 130 kilómetros cuadrados, incluye la tercera mayor terminal de mineral de hierro de Brasil y un área industrial que alberga a 22 empresas y 11 terminales privados.

En 2023, Porto do Açu alcanzó 84,6 millones de toneladas de carga movilizadas, lo que representa un aumento del 27 % respecto a 2022, situándose como el segundo puerto de Brasil, solo por detrás del puerto de Santos. El puerto es una base logística crucial para las actividades de gas natural y petróleo del país y se encarga de la exportación del 40 % del crudo producido en Brasil.

Los propietarios del complejo tienen como objetivo que en un plazo de diez años, Porto do Açu sea uno de los pocos puertos en el mundo donde la industria fósil y la renovable coexistan y funcionen simultáneamente.

(Visited 58 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.