Amplían proyecto de sastrería y apoyo económico a privados de libertad como parte de su reinserción social

0 106

Veintidós máquinas de coser así como insumos de costura fueron donados por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) al Centro Penitenciario Nacional de Támara (CPN-T) con el objetivo de crear un proyecto ocupacional de sastrería dirigido a personas privadas de libertad en situación de vulnerabilidad.

El proyecto de sastrería, cuya primera fase inició con 15 máquinas de coser dirigidas a la producción de mascarillas de tela reutilizables para la prevención del contagio de la Covid-19 y otras enfermedades respiratorias infecciosas, benefició en su primera etapa a 60 privados de libertad de la población LGTBI dónde se fabricaron más de 2,000 mascarillas.

Al concluir la implementación exitosa de esta primera fase, el CICR en el marco de su cooperación con el Instituto Nacional Penitenciario (INP) decidió ampliar su colaboración al proyecto de sastrería con una donación de cinco máquinas de coser adicionales y pasar de la fabricación de mascarillas a un taller de corte y confección de ropa, en particular la elaboración de camisas para caballeros, ampliando igualmente la participación de otros privados de libertad en situación de vulnerabilidad del CPN-T.

“El proyecto busca generar oportunidades de profesionalización y reinserción en la sociedad para personas privadas de Libertad en situación de vulnerabilidad por medio de la certificación y capacitación técnica por una institución formalmente reconocida como el INFOP”, mencionó Raphael Dallaire, delegado de detención del CICR.
La formación de los privados de libertad participantes en este proyecto ha estado a cargo del Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP) quien ha brindado a los participantes formación básica en costura y en esta segunda fase de ampliación se fortalecerán las habilidades en corte y confección para el diseño de ropa.

“El INP al mismo tiempo creará las condiciones adecuadas para que los privados de libertad puedan comercializar el producto de sus esfuerzos, beneficiándose al mismo tiempo de la venta de los productos elaborados en el taller de costura”, concluyó el representante del CICR.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.