Ambiente tenso entre dirigencia magisterial y educación

0 82

Tegucigalpa, Honduras.

Al ministro de Educación, Marlon Escoto, se le ha vuelto compleja la situación, a tal grado que un sector de la dirigencia magisterial ha pronosticado que su salida está a la vuelta de la esquina.

El dirigente Eulogio Chávez, predijo que el titular de Educación apenas podrá sostenerse en el cargo por unas dos semanas más. En respuesta, el funcionario acusó a su antagonista de estar detrás de toda una campaña de financiamiento de las acciones protagonizadas por organizaciones estudiantiles.

Y es que los alumnos que antes de Semana Santa permanecieron en las calles, han amenazado con regresar a esa trinchera hasta que No sea suspendida definitivamente la jornada extendida de clases.

El ministro Escoto dijo que es un sector minoritario de jóvenes es el que promueve el caos, pues la mayoría no está de acuerdo con atizar la anarquía en el sector educativo.

Reveló que un segmento de “inescrupulosos” busca aprovecharse del tema de los horarios académicos, para utilizar a los alumnos e involucrarlos en una confrontación que es enteramente de los dirigentes magisteriales.

Más adelante, Escoto afirmó tener pruebas de que algunos líderes gremiales de la docencia están planificando una nueva batalla de 15 días de lucha para desestabilizarlo.

Prueba de ello es que en la sede del Colegio de Profesores de Educación Media (COPEMH), se han efectuado reuniones a las que han asistido tres diputados, con el apoyo de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), dirigentes magisteriales y padres de familia.

Finalmente, el titular de Educación llamó a los directores departamentales, maestros, consejeros y a los mismos alumnos a No dejarse instrumentalizar por asociaciones que sólo buscan sembrar la ingobernabilidad.

El dirigente magisterial, Roberto Tróchez, culpó a Escoto de ser el único responsable del actual conflicto en el sistema educativo y desmintió que las organizaciones de profesores pretendan escudarse en los jóvenes protestantes para llevar a cabo su lucha gremial.

Es una cruzada exclusiva de los estudiantes que se sienten amenazados por las decisiones de Escoto, puntualizó el entrevistado al acusar al ministro de haber abandonado su interacción con los demás actores del sistema.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.