Daños menores por sismo de 7.6 grados

Tegucigalpa, Honduras

0 37

Afortunadamente el sismo de 7.6 grados que se localizó a más de 230 metros de las costas del caribe hondureño la noche del 9 de enero, no generó daños lamentables en el país.

El evento que fue perceptible en la mayor parte del país pero con más intensidad en los departamentos del Litoral Atlántico, dio origen a la emisión de una alerta por Tsunami desde el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (PTWC por sus siglas en ingles).

En ese sentido, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) emitió Alerta Verde por 12 horas para los departamentos del Litoral Atlántico, con la que se pudo poner a prueba la preparación de la población, destacó el comisionado nacional de Copeco, Lisandro Rosales.

“Hay que darle gracias a Dios porque esta circunstancia pudo haber sido peor, hubo fisuras en paredes, daños menores, pero gracias a Dios no tuvimos vidas que lamentar”, comentó el Comisionado Nacional.

“Se demostró también la preparación y capacidad del pueblo hondureño que se ha venido preparando en este tema, específicamente en las zonas costeras, ellos reaccionaron de manera oportuna e inmediata”, manifestó Rosales.

Destacó que de acuerdo a los protocolos por este tipo de fenómenos, se logró en menos de 10 minutos realizar una coordinación desde el Sistema de Alerta Temprana (SAT) de Copeco con los miembros de los Comité de Emergencia Local (Codel) para alertar y activar los procedimientos.

El funcionario recordó que en 2009 se registró un sismo de similar magnitud que originó daños fuertes en la infraestructura, comprometiendo el puente La Democracia, el edificio de la Corte Suprema en San Pedro Sula, entre otros.

Rosales reflexionó que como país estamos expuestos a este tipo de eventos porque justamente donde se da esta falla que se denomina la Frontera de Placas, es donde se produce el 95 por ciento de los sismos del continente Americano con magnitudes de 7, 8 y 9 grados.

De acuerdo a los reportes atendidos a través del Sistema Nacional de Emergencias 911 unas siete viviendas, seis en Olancho y una en El Paraíso reportaron grietas o rajaduras después de ocurrido el sismo.

Hasta este mediodía se han registrado seis replicas con magnitudes entre 4.2 y 5 grados y estas se continuarán presentando en las siguientes semanas según los expertos.

Movimiento

Por su parte el jefe del Sistema de Alerta Temprana (SAT) de Copeco, Juan José Reyes,  explicó que afortunadamente el movimiento de este evento se realizó de forma horizontal y no vertical lo que evitó que  se generará un tsunami de gran altura, con una ola que se introdujera en tierra firme y con mucha fuerza.

“En este caso el movimiento de las placas fue horizontal, por eso tuvimos una lejanía del mar especialmente en Islas de Roatán  de aproximadamente unos 15 a 20 pies, y luego el mar regresó con una altura de más o menos unos 35 a 40 centímetros,  pero eso fue por el desplazamiento de las placas, eso hay que tomar en cuenta para decir que gracias a ese tipo de movimiento no se generó un tsunami”, indicó.

Lo que usted debe saber

¿Qué es un tsunami?

Es una serie de olas en el mar producidas por un fuerte sismo por el deslizamiento o erupciones volcánicas en el fondo del mar.

¿Cuándo puede suceder?

Puede ocurrir en cualquier momento y llegar en pocos minutos a la costa.

¿Cuáles son sus efectos?

Inunda la costa y arrasa con todo lo que encuentra a su paso. Las olas de tsunami pueden alcanzar varios metros de altura.

Lo que usted debe hacer si se acerca un tsunami

  1. Escuchará un fuerte sonido o alarma que se emitirá luego de un terremoto fuerte, o el sonido natural del tsunami que puede ser parecido al de un avión supersónico.
  2. Durante el terremoto cúbrete, agáchate y sujétate.
  3. Después de pasado el movimiento sísmico, dirígete al sitio de evacuación que debe ser un punto alto y alejado de la playa.
  4. En el punto de reunión fórmate en grupo  y realiza un conteo de las personas.
  5. Sigue las instrucciones de las autoridades o miembros de Comités de Emergencia Local y Municipal.

Construye un Plan de Emergencia Familiar

  1. Identifica los riesgos de tu entorno
  2. Verifica la existencia de puntos de protección dentro de tu vivienda (Columnas, marcos de puertas, espacios donde puedas refugiarte).
  3. Define con tu familia puntos de encuentro donde deben acudir en caso de emergencia, este sitio debe estar lejos de todo lo que pueda representar un riesgo. (Puedes tener dos o tres puntos de encuentro y definir a cual acudir primero).
  4. Ten a mano tu mochila de 72 horas con agua, alimento no perecedero, artículos de higiene personal, una mudada de ropa y cobija, fósforos, radio de baterías, navaja multiusos, foco de mano y baterías extra, botiquín de primeros auxilios, documentos importantes y dinero en efectivo, silbato, copia de llaves y una pita o cabuya.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.