Venezuela deberá apretarse más el cinturón en 2015

0 43

Venezuela

Los venezolanos deben prepararse para la continuación de la caída del poder adquisitivo en 2015, en el marco de un escenario dominado por una inflación creciente y una escasez desbordante, recomienda el analista financiero Ronald Baelza.

Reducir los gastos a compras esenciales, o “apretarse aún más el cinturón”, parece ser la fórmula mágica sugerida por los expertos para enfrentar la situación que se avecina, pues probablemente la gente no podrá hacer todas las cosas que hoy está haciendo.

El economista y catedrático universitario Ronald Balza sostiene que para recibir el nuevo año el primer paso que deben dar los venezolanos es armar un presupuesto con los gastos prioritarios del hogar, pues el poder adquisitivo del bolívar continuará en descenso. Balza, en diálogo con Notimex, destacó que el gobierno reconoce diversos problemas como la inestabilidad cambiaria, bajos precios de la gasolina y de la electricidad, por lo que desde ya se visualizan nuevos aumentos que afectarán negativamente nuestros presupuestos.

El profesor de la privada Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) resaltó que esta elaboración presupuestaria no será igual para todos. Depende de la edad, de la cantidad de hijos, si se vive solo o acompañado, si se goza de buena salud o de problemas médicos. “Hay también que tener presente que en 2015 podría haber una contracción económica que incidiría directamente sobre la oferta de empleo, situación que complicará aún más el escenario nacional, caracterizado por la escasez de bienes y una alta inflación”, agregó. Balza precisó que invertir será difícil, pues la capacidad de ahorro es cada día más limitada.

“Es posible que algunas personas puedan adquirir activos que luego recobren algún valor, como muebles y artefactos para el hogar, pero no todas tendrán esa capacidad”. Observó que aunque durante los últimos años se ha registrado una notable pérdida en el poder adquisitivo, ahorrar en bolívares continúa siendo una opción cuando se piensa en tener liquidez monetaria, “el problema es que mientras más se tiene más se pierde”.

Según el economista, en el caso del sistema bancario son pocos los papeles que se pueden colocar en el mercado, porque las tasas de interés están por debajo de la inflación. “Lo que queda es adquirir bienes necesarios para prevenir la inflación”. Por otra parte criticó que el gobierno no ha detallado cómo va a implementar el control de precios, ni cómo va a determinar las tasas de ganancias, por lo que las posibilidades de inversión van a depender de una decisión arbitraria del Estado. Señaló que el gobierno es prudente al estimar el presupuesto de petróleo, pero subestima sus gastos, al no sacar correctamente las cuentas de inflación, el tipo de cambio o el aumento del salario, lo que lo obligará a recurrir de nuevo a créditos adicionales.

“Probablemente la inflación rondará en cifras similares a las del presente año. De no poner atención al control de precios, la escasez será crónica, pues los problemas de abastecimiento de alimentos o medicinas no se resuelven con captahuellas”, afirmó el experto. Finalmente, dijo que un buen presupuesto, sin duda alguna, ayudaría al gobierno a poner en orden sus gastos reales, los cuales este año electoral se incrementarán notablemente con sus consecuencias negativas para la economía nacional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.