Prepara tu propia crema humectante de manera casera

0 410

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Muchas veces oímos hablar de cremas y productos cosméticos para hidratar o humectar nuestra piel, pero no siempre estamos seguros de cuál es el más adecuado para nuestra situación, por lo que hoy en Oqueremos despejarte esa duda, y además brindarte un tratamiento casero para humectar e hidratar tu piel de forma natural.

¿Cuándo utilizar una crema humectante?

Las cremas humectantes están pensadas para crear una capa protectora sobre la piel que logre evitar perder la humedad natural, siendo estos tratamientos especialmente recomendados para personas jóvenes sin problemas de sequedad.

Tu propia crema humectante casera

Ingredientes:

  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1/4 taza de aceite de coco
  • 1/4 taza cera de abejas
  • 2 cucharadas de mantequilla de karité o de manteca de cacao
  • Aceite esencial de tu preferencia

Procedimiento:

  • Mezcla todos los ingredientes en un recipiente resistente al calor, y colócalos a hervir a baño María.
  • Déjalos calentando por un buen rato, hasta que se fundan todos los ingredientes por completo, batiendo de vez en cuando para acelerar este proceso.
  • Cuando todo esté bien derretido, puedes dejar que enfríe un poco y guardarlo en el recipiente que hayas destinado.

Esta crema humectante posee una vida útil de hasta 6 meses, por lo que puedes utilizarla dentro de este tiempo, de la misma forma que te aplicas una crema o loción común.

¿Cuándo utilizar una crema hidratante?

En cambio, las pieles resecas o maltratadas requieren de un tratamiento a base de una crema hidratante, la cual permitirá que la piel conserve de mejor forma su humedad natural, a la vez que ayudará a captar la humedad del ambiente, posibilitando que la piel se revitalice y adquiera una nueva frescura.

Prepara una crema hidratante de forma casera

Ingredientes:

  • 1/2 taza de manteca de cacao
  • 2 cdas. la cera de abejas ralladas
  • 2 cdta. agua destilada
  • 3 cdas. aceite de sésamo
  • 2 cdas. aceite de coco
  • 1 cda. aceite de oliva

Preparación:

  • Comienza derritiendo las cucharadas de cera de abeja junto al agua destilada en un cazo mediano.
  • Cuando la cera esté bien derretida, añádele la manteca de cacao y mezcla muy bien antes de ir agregando poco a poco el aceite de sésamo, el aceite de coco y el aceite de oliva.
  • Continúa conociendo el preparado hasta que se haya fundido totalmente, momento en el cual puedes retirar del fuego y dejar que enfríe.
  • Guarda tu crema en un frasco y déjala reservada por algunos días. Verás como al poco tiempo se va espesando y adquiriendo la textura típica de las cremas hidratantes.

Ahora conoces un par de cremas naturales excelentes para tratar tu piel, solo debes escoger la que mejor se adapte a tu caso y utilizarla todos los días. Verás como a la semana de tratamiento ya comienzas a notar los cambios.

(Visited 16 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.