Portaaviones de EEUU llega al Golfo Pérsico y de actuar Irán promete una «respuesta aplastante»

0 347

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El portaaviones estadounidense de propulsión nuclear USS Abraham Lincoln arribó al Estrecho de Ormuz y se encuentra a las puertas del Golfo Pérsico, según reportaron este jueves dos medios especializados en Defensa, casi tres semanas después de que su despliegue fuera anunciado por Washington en medio de las tensiones con el régimen iraní.

Por su parte el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, Mohamad Baqeri, aseguró este mismo jueves que el ejército de su país vigila estos movimientos militares estadounidenses en el Golfo Pérsico y está preparado para dar «una respuesta aplastante» en caso necesario.

«Los enemigos deben saber que el Ejército iraní vigilará en todo momento sus conspiraciones y aventuras, especialmente las de la administración de Estados Unidos», dijo el jefe del Estado Mayor en un discurso, recogido por la agencia oficial IRNA.

El USS Abraham Lincoln se encontraba en el Mar Mediterráneo a comienzos de mayo, cuando John Boltom, asesor en seguridad nacional del presidente Donald Trump, anunció que el buque sería enviado al Golfo Pérsico en medio de las escalada de tensiones con Irán y como «mensaje claro e inequívoco». También se desplegaron bombarderos B-52 y numerosos otros buques.

Tras cruzar el Canal de Suez, atravesar el Mar Rojo y navegar por el Mar Arábigo frente a las costas de Yemen, el portaaviones ha sido ubicado este jueves en el norte del Mar Arábigio y en las cercanías del Golfo de Omán, justo frente al Estrecho de Ormuz, puerta de entrada al Golfo Pérsico que Irán ha amenazado con cerrar, por la consultora en Geopolítica Stratfor. El miércoles  lo mismo había reportado el portal especializado en Defensa Southfront.

El Abraham Lincoln está acompañado por el buque de asalto anfibio USS Kearsarge, cuya ubicación dentro del Golfo de Omán fue también reportada por Stratfor.

Ante estos reportes, Baqeri instó a los iraníes a movilizarse con las Fuerzas Armadas y a estar en «alerta máxima» para poder «contrarrestar la arrogante y faraónica amenaza de Estados Unidos».

Según ha dicho Bolton, los recientes despliegues de fuerzas estadounidenses responden a una potencial amenaza de ataques de Irán contra sus tropas en la región o sus intereses, aunque hasta el momento no se han develado esos indicios.

Sobre esta actual presión de Estados Unidos, Baqeri señaló que es «una guerra ilusoria y psicológica» que pretende intimidar a la nación iraní.

Pese a estas palabras, advirtió que en caso de que los enemigos se atrevan a actuar contra Irán, recibirán «una respuesta dura, aplastante y devastadora».

La tensión ha ido en aumento aunque ambos países han dicho no buscar una guerra, pero la posibilidad de un conflicto ha hecho saltar las alarmas entre la comunidad internacional.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado por un lado con que en caso de conflicto sería «el fin oficial» de Irán y, por otro, se ha mostrado abierto a negociaciones, una opción descartada tajantemente por las autoridades iraníes.

(Infobae)

(Visited 30 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.