Olimpia con un pie en la final

0 53

Por: Melvin Soto.

Tegucigalpa, Honduras.

En el primer encuentro de las semifinales del fútbol hondureño, Victoria cayó con un gol denominado “de camerino”, ante el líder del certamen Olimpia, en el estadio Nilmo Edwards de la Ceiba.

El tanto más rápido de la Liga Nacional, fue obra del delantero Rommel Quiotto, cuando apenas se jugaban 37 segundos del pitazo inicial.

Bermúdez desde la banda izquierda elevo un centro al área, Quiotto le gano en el salto al central Domínguez, el balón pego en el horizontal y en el contra remate, no perdono y envió la pelota al fondo de la red del meta John Bodden.

En el sistema táctico, Héctor Vargas se impuso a su similar, Carlos Martínez, al enviar a la cancha una alineación distinta, como es el caso de los jugadores, Israel Fonseca, Henry Bermúdez, David Meza y Carlos Will Mejía.

La marca de los “albos” era impecable, controlando a sus mejores adversarios Dickman Hernández y Erick Andino, que cayeron en el juego del pelotazo largo, la experiencia de Fabio de Souza, se vio al despejar todo tipo de peligro ante el portero Noel Valladares.

Fue hasta el minuto 36, que Victoria llevo peligro, como dice un conocido comentarista deportivo “Tenemos Portero”, el lateral Córdova envió un pase medido a Erick Andino, quien de frente al marco saco un potente remate con su pierna izquierda, Valladares hizo la tapada de la noche, simplemente “espectacular.

Como era de esperarse, en la segunda mitad, el técnico Carlos Martínez hizo ingresar a Rony Flores. Victoria estuvo cerca del empate, Edgar Flores llegó hasta la línea final, mando un centro y Andino remato de cabeza, Valladares vuelve a salvar su pórtico.

Olimpia respondió en un contragolpe vertiginoso, Rojas quedo de frente al marco, pero una barrida exquisita de Córdova ahogo el grito de gol “merengue”.

Olimpia tuvo de nuevo la oportunidad de golpear a los locales, otra vez la pesadilla Quiotto, ante una mala salida de Bodden, con certero cabezazo, el balón dio en el horizontal.

En la siguiente jugada, Luis Garrido se hizo expulsar inocentemente al pegarle sin balón a su contrario.

Vargas tuvo que acomodar el equipo, mando al contención Oliver Morazán por Will Mejía, para poner un cerrojo en la media cancha, ante la desventaja de jugar con un hombre menos.

En el minuto 90 Beckeles se durmió y Morales envió un centro que aprovecho Fredixon Elvir, su remate rozó el vertical izquierdo, se salvaba de forma milagrosa la visita.

El arbitro central adiciono, Héctor Rodríguez agregó 5 minutos extras, por lo que el ingresado Morales tuvo la última oportunidad, su disparo salió muy desviado, venia el silbato final y Olimpia ponía un pie en la final.

El partido de vuelta será el próximo domingo en un horario especial de las 5 de la tarde.
En la otra semifinal Marathón empato a cero goles ante Real Sociedad.

Su encuentro de regreso será a las dos de la tarde en Tocoa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.