Ojojona pueblo que destaca por sus coloridas artesanías elaboradas a mano

0 105

El trabajo de los artesanos hondureños es digno de admirar, cada producto que elaboran es un arte con una técnica diferentes a las demás. Los objetos que estas personas realizan con sus manos representan cultura, historia y tradición. Es por ello, que resaltamos el municipio de Ojojona, un pueblo que se destaca por sus coloridas artesanías elaboradas por manos hondureñas.

Tradición y color en Ojojona

El municipio de Ojojona está ubicado en el departamento de Francisco Morazán, cuenta con diez aldeas, se dice que su nombre significa «Lugar de agua verdosa». El pueblo fue fundado en 1579 por los mineros españoles que se dedicaban al trabajo de las minas de oro y plata en la zona.

Es importante saber, que su centro histórico es la cabecera municipal de San Juan de Ojojona, mismo que fue decretado Monumento Nacional por el Congreso Nacional de la República, a través del Decreto No. 155-96, el cual se publicó en el diario Oficial La Gaceta en noviembre de 1996.

Ojojona, es uno de los pueblos más visitados y recomendados por los turistas en Honduras, ya que aquí elaboran hermosas artesanías, lo que lo convierte en uno de los mejores destinos para encontrar este tipo de arte elaborado por manos hondureñas.

Según los artesanos de Ojojona, trabajar el barro es vincularse con sus ancestros. La artesanía es la actividad que predomina en este pueblo y es la que le da la identidad cultural a través de sus elaboraciones utilitarias y decorativas.

La alfarería en el pueblo ha sido desde su nacimiento, un patrimonio familiar, un conocimiento aprendido y transmitido de generación en generación. Este estilo continúa en la actualidad, ya que hay familias, donde todos los miembros se dedican a este trabajo para sustentarse en el día a día.

Los visitantes quedan enamorados de tanta creatividad y belleza que existe en este municipio, que engalana las casas de sus habitantes, restaurantes, cafés y calles con sus propias coloridas creaciones, gracias al arte transmitido de los abuelos y padres.

Sin duda, esta industria artesanal contribuye de gran manera al desarrollo de la economía nacional y al turismo de la zona. Lo mejor es que en tu visita a este pueblo encontrarás hermosas decoraciones para tu hogar a precios super accesibles. Así que, recuerda apoyar a los emprendedores del pintoresco pueblo de Ojojona, quienes son un orgullo hondureño y tienen mucho por ofrecer en nuestro amado país.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.