Nicolás Maduro intenta asumir hoy poderes especiales

0 58

Caracas, Venezuela

Los 99 diputados chavistas aprobarán hoy martes casi con seguridad en su segunda discusión la denominada Ley Habilitante que le da plenos poderes al presidente Nicolás Maduro para legislar por decreto durante un año.

La controvertida ley será entregada al mandatario con una marcha de seguidores que recorrerá unas cuatro cuadras desde la Asamblea Nacional hasta el Palacio de gobierno de Miraflores.

El presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, ya ha asegurado las tres quintas partes de los 165 votos necesarios para aprobar la habilitación del presidente.

A Maduro le costó mucho tiempo conseguir el voto que le faltaba para completar los 99 diputados. Carlos Flores, suplente de María Aranguren, que fue destituida por presunta corrupción, fue la pieza clave del polémico proceso que condujo al mandatario a coronarse con plenos poderes.

La oposición ha rechazado la habilitación de Maduro. El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, y el dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, coinciden en afirmar en que el presidente «no necesita más poderes sino más bien restarle poder porque es el responsable del desastre económico y social que padecen los venezolanos».

Maduro piensa imponer un «nuevo orden económico y social», que es socialismo más no colectivismo, que permitirá libertad económica de la empresa privada bajo la tutela del Estado.

Ha anunciado que su primer decreto-ley está casi listo y se llamará Ley de Costos, Precios, Ganancias y Salarios, que fijará hasta 30 por ciento el margen de ganancias de las empresas.
Control de la inflación

Para combatir la inflación, la usura y la especulación lanzó una «operación fiscalizadora» de todos los comercios, empezando por los electrodomésticos, el sábado 9, de la cadena de tiendas Daka en Valencia, que terminó en saqueos.

Su orden de «vaciar» los comercios y forzar con la presencia de militares para que las tiendas bajaran los precios entre un 50 y 70 por ciento, coincidió con el inicio de la campaña de las municipales del 8 de diciembre, que a todas luces indicaban que era una medida electoralista para buscar votos a favor de los candidatos chavistas.

La campaña electoral arrancó el fin de semana en medio del adelanto de las navidades a noviembre, decretado por Maduro. El electorado está más pendiente ahora de hacer colas para comprar las rebajas forzadas por el gobierno.

Las colas se han multiplicado no solo en los electrodomésticos sino en ferreterías y tiendas de ropa. Jorge Roig, presidente de la patronal Fedecámaras, piensa que habrá «desabastecimiento, escasez, desempleo y miseria».abc.es

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.