Lagunas hondureñas sinónimo de belleza y tranquilidad

0 172

Las lagunas son pequeñas proporciones de agua, y Honduras tiene mucha de ellas, donde el turista nacional y extranjero pueden encontrar una total relajación.

A continuación te llevamos a conocer algunas de ellas.

Laguna de Chiligatoro – La Esperanza

Rumbo a la montaña de Intibucá, a más de 1,850 metros de altura sobre el nivel del mar, se encuentra este remanso de paz y tranquilidad.
En la Laguna de Chiligatoro el viajero puede comer, remar, pescar con anzuelo y comprar rosas o claveles en los viveros adyacentes.

Laguna de Alvarado – Puerto Cortés

Un sitio perfecto para los amantes del “bird watching” por todas las especies de aves acuáticas que reposan sobre los árboles y manglares alrededor.
Es también idóneo para un paseo por relajación gracias a la magnífica vista; vaya al atardecer para que la paleta de colores le dé un ocaso impresionante.

Laguna San Julián – Danlí

San Julián está lo suficientemente aislado como para ofrecerle la oportunidad de reflexionar en quietud ante una vista fenomenal pero también lo suficientemente cercano a Danlí como para no sentir que se viaja a un lugar excesivamente lejano.

¿Cómo llegar? Conduciendo por el camino a la comunidad de El Tablón, Danlí, a aproximadamente 40 minutos de trayecto usted encontrará la laguna.

El camino es de tierra así que lo mejor es usar un automóvil apto para tramos no pavimentados y a veces pedregosos; pero la ruta ofrece una vista a la riqueza de Danlí por que podrá ver haciendas de doscientos años de antigüedad así como riachuelos, bosques y plantaciones de vegetales.

Laguna el Cacao – Jutiapa

Uno de los sitios encantadores conocidos por los turistas nacionales es la Laguna de Cacao que se esconde detrás de una plantación de árboles de cacao y se une con el mar en el municipio de Jutiapa, Atlántida. Playa, laguna y bosque se juntan para exponer las bondades naturales maravillosas con las que cuenta Honduras.

Ubicado dentro del Parque Nacional Nombre de Dios, la Laguna de Cacao es un espejo de agua de 1 km cuadrado cuyo sistema de humedales son drenados por 5 quebradas sobre la planicie costera y humedales, estas nacen en la cordillera Nombre de Dios y Parque Nacional del mismo nombre.
Dentro de su extensa vegetación, el mangle es el que predomina con 4 especies. Cabe destacar que la mejor forma de disfrutar este paraíso natural es navegándolo en canoa o kayak

Laguna los micos – Tela

Laguna de los Micos es parte del Parque Nacional Jeannette Kawas (Punta Sal) y un santuario de aves. Los expertos han contabilizado 250 especies de plumíferos (migratorios y residentes) además de cocodrilos y monos. De hecho, la laguna recibe su nombre de los micos (monos) que residen en los alrededores de la laguna.

Es fácil visitar esta laguna con solo ir, por sus propios medios, a la comunidad garífuna de Miami y desde ahí arreglar un tour con los pescadores locales.

Laguna de Tikamaya – Choloma

Entre zonas rocosas y senderos montañosos encontramos a la Laguna de Ticamaya, una piscina natural con tres islas en el corazón; considerada un centro turístico en crecimiento, y un lugar donde investigar el ecosistema.

La Laguna de Ticamaya es un lugar de relajación, refugio de vida silvestre con 317 hectáreas en las que se hospedan diferentes especies de flora y fauna, un verdadero deleite para quienes desean vivir una aventura en armonía con la naturaleza.

Para los cholomeños es un lugar recreativo, y para los sampedranos un lugar para realizar pesca libre.

Laguna de Guaimoreto – Trujillo

Esta laguna es el hábitat de varias especies de aves marinas y acuáticas, cocodrilos, monos, iguanas y peces. Bosque de hoja ancha, pantano herbáceo, plantas flotantes, bosque inundable, manglares y plantas de arena rodean esta laguna salobre de 50 km² que desemboca en la Bahía de Trujillo.
Según datos de la Fundación Calentura y Guaimoreto (FUCAGUA), organización ambientalista que se dedica a la mayordomía de los recursos naturales del refugio, se encuentran catorce ecosistemas de vegetación dentro del área de la laguna de Guaimoreto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.