La Mosquitia el edén de Centroamérica

0 101

La Mosquitia es un extenso territorio que cubre todo el departamento de Gracias a Dios y los límites con los departamentos de Colón y Olancho. En su interior se encuentran varias áreas naturales protegidas, pero destaca la Biosfera del Río Plátano, primera Reserva de Biosfera de Centroamérica y desde 1982, Patrimonio Mundial de La Humanidad.

Con una extensión de 800,000 hectáreas, esta área representa el 7% del territorio hondureño. La puerta de entrada a este inmenso escenario verde es la aldea pech de Las Marías; uno de los últimos asentamientos humanos a orillas del río Plátano. Después de ella, solo selva tropical húmeda.

Oficialmente, La Mosquitia es parte del departamento de Gracias a Dios y su nombre proviene de los misquitos, sus legendarios habitantes. Aunque carece de límites geográficos propios (y de hecho se mezcla con la porción que le corresponde a Nicaragua), esta vasta región es considerada por muchos estudiosos como el bosque tropical húmedo más extenso de América, después del Amazonas.

Debido a la exuberante vegetación y a la gran variedad de fauna silvestre que habita la zona, La Mosquitia ha adquirido una creciente popularidad como destino de aventura o ecoturístico. Sin embargo, existe muy poca infraestructura y cualquier turista que se aventure a ella deberá saber que no contará con las comodidades del mundo moderno.

Dentro de la región se encuentran cinco áreas protegidas por las leyes hondureñas: La Reserva de la Biósfera del Río Plátano; La Reserva Antropológica Tawahka; el Parque Nacional Patuca; El Refugio de Vida Silvestre Cruta Caratasca y la Reserva Biológica de Rus Rus, que incluye la sierra de Warunta y sus famosas cavernas de piedra caliza.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.