Informe de Naciones Unidas pronostica inseguridad alimentaria y aumento de la pobreza

0 42

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, Análisis  Económicos, de las Naciones Unidas, en un informe especial, pronosticó que la desaceleración generalizada de la economía mundial socavará una recuperación plena, inclusiva y sostenible de la pandemia que esta desaceleración y la guerra en Ucrania, provocará fuertes aumentos en los precios de los alimentos y los fertilizantes, afectarán particularmente a todos los países en desarrollo, exacerbando la inseguridad alimentaria y aumentando la pobreza.

En tal sentido, detalla que las perspectivas de crecimiento mundial que se han debilitado significativamente en medio de la guerra en Ucrania, el aumento de los precios de la energía, los alimentos y las materias primas, el aumento de la inflación y el endurecimiento de las posturas de política monetaria de los principales bancos centrales.

Se proyecta que la economía mundial crecerá un 3,1 por ciento en 2022, lo que marca una revisión a la baja de 0,9 puntos porcentuales con respecto a nuestro pronóstico anterior publicado en enero de 2022.

El pronóstico de referencia enfrenta riesgos significativos a la baja por una mayor intensificación de la guerra en Ucrania y posibles nuevas olas de la pandemia.

Las previsiones de crecimiento para los Estados Unidos, la Unión Europea y China se han revisado a la baja, y la Unión Europea registra la revisión a la baja más significativa. Ahora se espera que la economía de la Unión Europea, más directamente afectada por las interrupciones en el suministro de energía de la Federación de Rusia, crezca un 2,7 por ciento en 2022, frente al 3,9 por ciento esperado en enero.

Se espera que la economía de los Estados Unidos crezca un 2,6 por ciento, mientras que se espera que China crezca un 4,5 por ciento en 2022. Se prevé que los países en desarrollo, como grupo, crezcan un 4,1% en 2022, frente al 6,7% en 2021.

La desaceleración generalizada de la economía mundial socavará una recuperación plena, inclusiva y sostenible de la pandemia. Esta desaceleración y la guerra en Ucrania, que provocará fuertes aumentos en los precios de los alimentos y los fertilizantes, afectarán particularmente a los países en desarrollo, exacerbando la inseguridad alimentaria y aumentando la pobreza.

El endurecimiento monetario de los países desarrollados aumentará los costos de endeudamiento, socavará la sostenibilidad de la deuda y limitará aún más el espacio fiscal para apoyar una recuperación completa de las economías de los países en desarrollo.

La guerra en Ucrania, y sus efectos en los precios de la energía y los productos básicos, también pueden socavar la acción climática. Por un lado, los altos precios del petróleo y el gas podrían incentivar una mayor extracción de combustibles fósiles o un mayor uso del carbón. Los altos precios del níquel podrían afectar negativamente a la producción de vehículos eléctricos, mientras que el aumento de los precios de los alimentos podría impedir la producción de biocombustibles.

Por otro lado, estos altos precios también son una oportunidad para que los países resuelvan sus problemas de energía y seguridad alimentaria acelerando la adopción de energías renovables y mejorando la eficiencia sistémica, alineándose así con los objetivos generales de desarrollo sostenible y fortaleciendo la lucha contra el cambio climático.

(Visited 21 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.