Iker Casillas, preocupado por el incendio forestal de su pueblo, Navalacruz

0 375

El portero sigue muy de cerca la evolución de las llamas tras haber pasado una temporada en la localidad abulense junto a Sara Carbonero y sus dos hijos, Martín y Lucas

Las tareas de extinción continúan y el portero confía en que las llamas dejen de arde lo más pronto posible. Casillas ha compartido dos manos unidas en símbolo de oración sobre un vídeo de la Asociación de Trabajadores de las BRIF (ATBRIF), pertenecientes al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, mostrando las llamas desde el aire. «Vamos a por ello, Íker!», le respondieron las brigadas de refuerzo. 

Este verano está siendo muy diferente para Iker Casillas y Sara Carbonero. El portero y la periodista se han enfrentado a graves problemas de salud que han cambiado por completo sus vidas, pero se mantienen fuertes ante la adversidad. Tras pasar una larga temporada en Corral de Almaguer, el pueblo de Sara, la pareja ha disfrutado de unos días de descanso en Navalacruz, el pueblo del deportista, un lugar donde, como ha confesado el guardameta, «fui, soy y seré feliz». 

El matrimonio ha aprovechado su estancia en esta localidad para hacer una excursión con sus hijos, Martín y Lucas, a Ávila. La revista ¡HOLA! de esta semana, a la venta ya en tu quiosco, publica las imágenes de esta escapada familiar en la que Iker y Sara pasearon con los niños por las calles de la ciudad amurallada y aprovecharon para comprar algún souvenir.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.