Honduras ganó 4-3 a Uzbekistán en su estreno mundialista

0 91

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Tegucigalpa, Honduras.

Honduras dio un paso gigante para encarrilar la primera clasificación a octavos de final de su historia al superar por 4-3 a Uzbekistán, este lunes en Christchurch, en duelo del grupo F que se abrió con la goleada 8-1 de Alemania sobre Fiyi.

La selección catracha festejó la victoria gracias a los tantos del capitán Jhow Benavídez (4), del artillero Bryan Róchez (20, 90+2) y el defensa Kevin Álvarez (49), mientras que los uzbecos descontaron en tres ocasiones por medio de Dostonbek Khamdamov (31), Eldor Shomurodov (79) y Zabikhillo Urinboev (90+6).

Con este triunfo, Honduras suma tres puntos, al igual que el líder Alemania –por mejor diferencia de gol–, al tiempo que los uzbecos y los fiyianos cierran en blanco, antes de la segunda fecha de la llave que se disputará el próximo jueves con los choques Honduras-Fiyi y Alemania-Uzbekistán, en Christchurch.

Los chicos del seleccionador hondureño Jorge Jiménez tuvieron que batallar contra un conjunto asiático que puso pierna fuerte y mostró pocas ideas para quebrar al portero catracho Roberto López, a pesar de los tres goles por distracciones en la zaga centroamericana que Jiménez deberá corregir.

En medio de un trámite de partido ordinario, con muchos pases errados, faltas fuertes y escaso juego asociado, el volante del Vancouver canadiense Deybi Flores fue la mejor carta de la miniH para hacer las pausas, ordenar a sus compañeros y asociarse con el enganche José Escalante, desequilibrante cuando encaró.

LOS GOLES

Cuando el partido comenzaba a armarse, Benavídez acarició la pelota en un tiro libre que se le coló en el ángulo derecho al portero Sarvar Karimov (4).

Los hondureños volvieron a sacar diferencias con un puntazo del bombardero Róchez, quien aprovechó un pase en filtrado de Flores, aguantó la carga de dos centrales y punteó ante la salida del portero asiático (20).

El descuento del elenco uzbeco, cuartofinalista en Turquía-2013 en su tercera participación mundialista, llegó por una vía casi idéntica: asistencia para Khamdamov que definió de primera, fuerte y abajo ante la salida de López.

Honduras terminó apurada la primera parte, pero en la segunda salió con ánimos renovados, mejor parado y ese fue el premio que recibió enseguida a los 49 minutos, con otro tiro libre que marcó Kevin Álvarez con un fuerte remate al palo del portero, después de una falta que le hicieron al borde del área al movedizo Escalante, dueño de una gambeta endiablada que molestó toda la noche a la zaga rival.

En la única ocasión bien armada por Uzbekistán en la segunda etapa, Shomurodov tocó a la red un desborde por derecha que llevó nerviosismo al banco catracho, hasta que Róchez por fin explotó un contraataque y mano a mano contra Karimov lo liquidó con un derechazo esquinado al palo derecho. En la última jugada del juego, Urinboev puso de cabeza el 4-3, que decoró el marcado.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.