Honduras cuenta con la primera ambulancia neonatal de la región

0 71

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

 Honduras cuenta con la primera ambulancia neonatal de la región, el vehículo diseñado para prestar atención médica en el trayecto de camino a un centro asistencial estará bajo la administración de la Cruz Roja Hondureña.

La ambulancia de transporte neonatal diseñada por el equipo Hope for Honduras de RIT llegó al país como parte de una donación de esta iniciativa. La ambulancia ayudará a salvar innumerables vidas mediante la mejora al acceso médico para la atención neonatal para quienes viven en las zonas rurales del país.

Este vehículo está equipado con equipo médico para salvar vidas y está diseñado para viajar tanto por las carreteras como por el terreno más áspero de Honduras. Creada a través de una colaboración entre el Rochester Institute of Technology (RIT), el Hospital Escuela, la Cruz Roja Hondureña, la organización Global Medical Response, entre otras, el vehículo fue donado a la Cruz Roja Hondureña.

Mary Golden, catedrática y directora del programa de diseño de interiores en la Escuela de Diseño y directora de Hope for Honduras, ayudó a identificar los desafíos del cuidado de recién nacidos prematuros y en estado crítico en Honduras durante un viaje al país, en el 2017, con Little Angels of Honduras, una organización sin fines de lucro que también participa en la iniciativa de ambulancias. Desde entonces, ha trabajado con personas de RIT y otras organizaciones para diseñar y crear este vehículo de emergencia personalizado.

“Es un gran momento y lleno de orgullo para todos los que han contribuido al diseño y producción de este prototipo de vehículo con tanto amor y dedicación. Nos sentimos honrados de saber que el uso de este vehículo por parte de nuestros amigos de la Cruz Roja Hondureña para transportar y salvar vidas de recién nacidos gravemente enfermos contribuirá a un mejor acceso a la atención médica para las personas más pobres de Honduras”, dijo Golden.

En el inicio, la ambulancia servirá el área entre el Hospital Escuela, el Hospital Santa Teresa, ubicado en Comayagua, y el Hospital Gabriela Alvarado, ubicado en Danlí.

Armando Flores McClellan, jefe del servicio de recién nacidos del Hospital Escuela, expresó que la ambulancia neonatal ayudará a reducir la morbilidad y mortalidad neonatal al permitirles atender zonas distantes y de difícil acceso.

“La ambulancia neonatal permitirá transportar a los recién nacidos de una manera más humana, más digna. Los pacientes pueden ser trasladados de manera estable, cálida y oportuna, y el personal no tendrá que improvisar en estos transportes neonatales”, dijo McClellan. “Una ambulancia todo terreno es invaluable para el Hospital Escuela”, añadió.

Después de los estudios iniciales para corroborar la prueba de concepto, el servicio y la evolución de la atención, el área de servicio de la ambulancia se expandirá a otros hospitales regionales a una distancia de dos horas del Hospital Escuela.

“Tener una ambulancia neonatal bajo este sistema nos permitirá bajar la morbilidad y mortalidad de los niños. Ayudará no solo a los que llegan al Hospital Escuela, sino también a los que tienen problemas en todo el país”, dijo José Juan Castro, presidente nacional de Cruz Roja Hondureña, al elogiar la colaboración.

“Así es como vamos a salvar vidas; a través de estas alianzas que nos permiten avanzar”, continuó el presidente del organismo humanitario.

Esta iniciativa reunió a muchas personas de una variedad de disciplinas. Eso, en parte, es lo que hizo que el proyecto fuera exitoso y significativo, según Alexei Castro, director general de Cruz Roja Hondureña.

“Me parece que el apoyo y aporte de todas esas mentes brillantes hizo posible tener lo que hoy vamos a poder contar. Imagínese: técnicos, médicos, neonatólogos, técnicos de emergencias médicas, personal administrativo, personal de logística y estudiantes, todos pensando juntos con un mismo propósito. A veces no es tan fácil ponerse de acuerdo, pero cuando hay un objetivo común, todo se vuelve más fácil”, apuntó Castro.

Ted Van Horne, director de operaciones de Global Medical Response (GMR), también comentó que la colaboración y la entrega de la ambulancia neonatal fueron increíblemente gratificantes.

«Ayudar a las madres y los recién nacidos a acceder a la atención y cuidado que necesitan es una de las misiones de Global Medical Response. Ayudar a desarrollar la ambulancia personalizada, con tecnología avanzada de atención neonatal, ha sido un proyecto de mucho impacto que puede expandirse más allá de Honduras a otras naciones en desarrollo», exteriorizó Ted Van Horne.

La entrega de la ambulancia es una ocasión para celebrar, pero no es el final de la colaboración de Hope for Honduras con el Hospital Escuela, la Cruz Roja Hondureña y el Global Medical Response. Golden compartió que el equipo de RIT ayudará a monitorear y estudiar de cerca el vehículo durante su primer año de servicio, y los resultados del estudio informarán futuras versiones de ambulancias neonatales, reflexionó.

Con esta iniciativa se espera contribuir a reducir las muertes neonatales en el país, actualmente por cada 20 mil nacidos vivos, 8 pierden la vida por no tener una atención oportuna, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE)

(Visited 16 times, 1 visits today)

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.