Gobierno denuncia a grupos de oscurecer la imagen de país

0 74

Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno está convencido que los sectores que activan para poner en predicado a Honduras No van a cesar en su empeño y, antes bien, pueden intensificar su estrategia negativa.

Desde el punto de vista oficial, los grupos dedicados a oscurecer la imagen del país, están compuestos por ciertos políticos de la oposición y representantes de la sociedad civil, entre quienes se menciona a algunos defensores de los derechos humanos.

El Poder Ejecutivo compara estas agrupaciones como “caballos del Apocalipsis” que habrían convertido en una fuente de lucro particular la divulgación de aquellos aspectos más desventurados de la problemática nacional.

El propio ministro de Seguridad, Julián Pacheco, ha declarado que dichas asociaciones trabajan para devaluar la imagen de Honduras, con el fin de mantener a flote su razón de existencia y justificar el flujo de recursos externos que reciben.

Textualmente, el oficial retirado manifestó: “Ellos están pendientes de lo malo que pasa en el país para resaltar nuestros problemas. Todos deberíamos estar trabajando por el bien de Honduras y reconocer las cosas buenas que se hacen”.

En un comunicado emitido en oportunidad de las revueltas estudiantiles, la Presidencia advirtió que organizaciones con propósitos extraños habían aprovechado la muerte de al menos tres estudiantes para relacionar maliciosamente sus causas con una supuesta política estatal de exterminio de jóvenes.

En la administración anterior, las autoridades de turno también acusaron a integrantes de diversos sectores de haber montado una campaña de desprestigio en círculos nacionales y externos en perjuicio de Honduras.

El entonces mandatario Porfirio Lobo Sosa, instruyó a su ministro de Relaciones Exteriores, Arturo Corrales, para que promoviese una estrategia que permitiera contrarrestar la labor de los presuntos “enemigos de Honduras”.

Se recuerda que los señalamientos de Lobo Sosa estuvieron dirigidos de manera específica a los organismos de derechos humanos, a quienes mencionó como los responsables de llevar a efecto una campaña de descrédito en menoscabo del país.

Y es que en el régimen anterior, fueron abundantes las informaciones publicadas en medios escritos del exterior, especialmente de Los Estados Unidos, en los que se tildaba a Honduras como un país “ahogado en la corrupción” y el territorio “más mortífero del mundo”.

De nuevo Honduras está en predicado a causa de supuestos jinetes del Apocalipsis que, según lo denunciado por el Poder Ejecutivo, cabalgan para destruir la imagen de Honduras.

¿Corresponde la percepción de Honduras a la realidad de la problemática nacional? Es una prioridad que lo que se haga trascender hacia el exterior coincida exactamente con la dimensión cabal de lo que ocurre en el patio interno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.