Gobierno del Japón y OIM trabajan por protección y dignidad de personas afectadas por tormentas

0 157

El Gobierno del Japón y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) unen esfuerzos para mejorar la calidad de vida de las personas que continúan en albergues temporales cuatro meses después del paso de las tormentas tropicales Eta y Iota por Honduras.

“Se trata de familias que perdieron todo, que no tienen un lugar donde regresar”, señaló Jorge Peraza, jefe de misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras durante un recorrido por las instalaciones de INFOP de San Pedro Sula, en donde permanecen albergadas más de 70 familias.

A cada una de ellas se les entregó kits de alimentación individual y equipo de protección personal como mascarillas y gel hidroalcohólico, entre otros insumos.

“El escenario posterior a las tormentas tropicales ETA e IOTA en Honduras plantea enormes desafíos para la atención de población desplazada. Este proyecto de emergencia implementado por la OIM y con fondos del Gobierno de Japón busca facilitar un entorno de vida segura y saludable con privacidad y dignidad para las personas en los albergues”, manifestó por su parte el Embajador del Japón en Honduras, Norio Fukuta.

El proyecto, con un presupuesto de 1.1 millones de dólares (26.4 millones de lempiras) permitirá mejorar la capacidad de respuesta de Honduras para las personas desplazadas que se encuentran en albergues, focalizando las acciones en tres departamentos del país: Cortés, Copán y Santa Bárbara.

Para ello, ya se pondrán en marcha una serie de obras de infraestructura en diferentes espacios donde se encuentra albergada esta población: se realizaron reparaciones, recolección de desechos sólidos, se mejoraron la iluminación y los sistemas eléctricos, y se tuvieron en cuenta factores de protección de grupos diferenciados y accesibilidad con el fin de alargar la vida útil de los albergues.

“Muchos de estos espacios no fueron concebidos para albergar a personas afectadas por fenómenos naturales extremos, por ello no contaban con duchas, baños o seguridad. Queremos que sean espacios más dignos y adecuados también para la prevención de contagios de covid-19”, explicó Peraza.

El Gobierno del Japón, a través de esta alianza de cooperación con la OIM, reafirma el compromiso de apoyar al Gobierno de Honduras en sus esfuerzos de proteger el bienestar social de su población.

Por su parte, la OIM, como líder global del clúster de Coordinación y Gestión de Albergues Temporales (CCCM por sus siglas en inglés), ha participado activamente en apoyar al gobierno y garantizar que el proceso se mantenga en consonancia con las normas jurídicas internacionales y los principios humanitarios, salvaguardando los derechos básicos de las personas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.